viernes, 3 de abril de 2020

Anexo a la Guía laboral: Protección en entornos de trabajo con mayor riesgo de contagio por el COVID19



#SomosTrabajadorasNoSoldadosNiHeroesNiMartires
(compartid y distribuid esta etiqueta en vuestras redes)

Usamos aquí, en general, el femenino como genérico, así que, por ejemplo, cuando decimos “nosotras las trabajadoras”, “si eres limpiadora”, etc. se referirán a “las personas”, incluyendo a hombres y mujeres: “nosotras las (personas) trabajadoras”, “si eres (persona) limpiadora…

Esta guía es un anexo de la Guía laboral ante la emergencia sanitaria por el coronavirus (Covid-19) que editamos en la CNT-AIT de Madrid, con información sobre las situaciones laborales derivadas de la pandemia, por lo que os interesa leérosla primero.

La que estáis leyendo ahora son nociones básicas dirigidas especialmente a las trabajadoras que en vuestros curros estáis conviviendo codo con codo con el virus, no sólo a las de centros hospitalarios públicos y privados, sino para cualquiera que trabaje en contacto directo con él (con enfermas, con objetos que han estado en contacto con enfermas, en ambientes donde ha habido o hay enfermas…) La hemos enfocado específicamente para ayudaros a tomar las medidas necesarias para asegurar vuestra protección y la de quienes os rodean ante la falta de formación e información generalizadas que hay.

Los empresarios y administraciones están obligándonos a trabajar sin tomar las medidas de protección adecuadas, como estaréis viviendo en vuestras propias carnes y viendo en noticias y redes. Si las propias trabajadoras expuestas a la infección no contamos con la protección necesaria, entonces nadie estará a salvo; seremos el principal foco de transmisión. No debemos asumir los costes de una gestión nefasta e interesada que nada tiene que ver con la salud y que sólo se preocupa de asegurar el ahorro en gasto de unos y los beneficios de otros.

Aunque en vuestro curro no estéis en contacto directo con enfermas u objetos contaminados, algunas cosas que se dicen aquí pueden seros de utilidad para calcular los riesgos que corréis y tomar las medidas de protección necesarias o exigir que se tomen. El virus es altamente contagioso y puede estar en cualquier parte. Si tenéis dudas o necesitáis apoyo, poneos en contacto con nosotras en:

Sindicato de Enseñanza e Intervención Social: ensemad@riseup.net
Sindicato de Metal, Minería y Química: metal@cntmadrid.org
Sindicato de Oficios Varios (resto de sectores): cntait@sovmadrid.org

Para no reiterar, cuando hablamos de empresas, también nos referimos a los centros de trabajo de las administraciones; si decimos empresarios y trabajadoras, incluimos a los gestores públicos de los tajos y a las trabajadoras públicas.

GENERALIDADES A TENER EN CUENTA

El virus, la enfermedad que provoca, cómo se propaga, sus consecuencias… siguen en fase de estudio. Esto quiere decir que todo lo que se está diciendo puede cambiar y de hecho está cambiando. Por sentido común y como norma general de prevención, en éstas circunstancias tenemos que ser más exigentes con las medidas de protección y seguridad. En la situación actual, ser más desconfiadas o aprensivas de lo normal, es una actitud saludable. Esta forma de conducirse es especialmente conveniente entre las más vulnerables (de riesgo, en exclusión, dependientes, estigmatizadas…)

Los documentos y disposiciones a que hace referencia esta guía, pueden estar siendo actualizados y modificados en estos mismos momentos. Revisad las versiones más actualizadas de lo que consultéis, pero conservad las versiones anteriores: pueden seros de utilidad para protegeros si vuestros jefes toman represalias, o para denunciar negligencia o reclamar daños si enfermáis, por ejemplo.

Como es imposible abarcar todos los casos, ni esta guía, ni internet, ni las leyes, ni nada, sustituyen vuestra propia reflexión, ni vuestras propias medidas. En el mundo laboral no hay salidas fáciles para las trabajadoras: enfermar por Coronavirus o enfrentarse a los jefes, todo tiene sus consecuencias. Meditad las cosas por vosotras mismas, debatidlo con quienes tengáis cerca, decidid qué hacer y actuad. Fiaros de vuestra intuición y la de vuestros iguales. Recordad: ellos también tienen miedo.

Normalmente las empresas se saltan las leyes sin demasiadas consecuencias y las respuestas legales y judiciales suelen ser escasas y lentas, aún más en el momento actual, por lo que nuestra mayor defensa será siempre el apoyo y la organización junto a nuestras compañeras de trabajo y junto a la comunidad que nos rodea. Hacer las cosas colectivamente multiplica nuestras posibilidades de éxito. Tratad siempre de implicar a vuestras compañeras y de apoyarlas cuando os necesiten.

QUIEN TIENE LA RESPONSABILIDAD Y DEBE PONER LAS MEDIDAS

Como norma general, corresponde al empresario y a la administración velar por la salud y seguridad de las trabajadoras en el centro de trabajo, dotarlas de la formación e información adecuadas y tomar las medidas en caso de emergencia. Ello viene regulado en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, entre otras.

En una palabra, en nuestros trabajos tenemos que contar con las protecciones que garanticen nuestra seguridad; el esfuerzo y el coste de las mismas debe recaer sobre la empresa y la administración, nunca sobre la trabajadora. Hay que exigirles que cumplan.

QUE TRABAJADORAS DEBEN ACTUAR PARA ESTAR PROTEGIDAS EN EL TRABAJO

La propia Administración, en el Procedimiento de Actuación para los Servicios de Prevencion de Riesgos Laborales frente a la exposición al sars-cov-2, reconoce que “Dado que el contacto con el virus puede afectar a entornos sanitarios y no sanitarios…,” Es decir, que puede haber peligro en todas partes por lo que interesa a todas las trabajadoras discernir los riesgos que corren y actuar para evitarlos.

Todas deberíamos exigir además que nos hagan los tests específicos de detección del virus. Están negándose en la mayoría de los casos, más preocupados por ahorrar y asegurar sus beneficios que en salvar vidas, pero es necesario si se quiere controlar de verdad la pandemia.

Lo anterior es especialmente importante para quienes trabajan con personas de los grupos de riesgo o que merecen especial protección (ancianas, dependientes, con enfermedades asociadas, embarazadas, menores, en exclusión…), trabajadoras incluidas en los grupos de riesgo, y para quienes trabajan en entornos con pacientes infectados (personal sanitario y auxiliar, limpieza, catering…), o con materiales y objetos contaminados (lavandería, residuos, reciclaje y cocinas de centros sanitarios…)

COMO ACTUAR

Si se tienen síntomas (tos, fiebre, dificultad para respirar, dolor muscular, fatiga, diarrea…), hay que llamar a los teléfonos de información de la zona de residencia y al Centro de Atención Primaria (tu médica de cabecera) Es muy posible que si tenemos al menos dos de los tres primeros, nos den la baja por teléfono (cuarentena o aislamiento) para evitar que nos desplacemos al mismo.

Si no se tienen síntomas pero se ha estado en contacto con una persona que los tenía, debemos hacer lo mismo, pues si estaba enferma por el Covid-19 (SARS-Cov-2), dado que el virus se contagia fácilmente, es muy posible que nos hayamos contagiado. En el Centro de Atención Primaria te informarán, pero revisa también el punto 4 de Procedimiento de actuación frente a casos de infección por el nuevo coronavirus (SARS-CoV-2) y reclama la baja si lo consideras necesario.

En ambos casos, si te la deniegan, puedes intentar recurrir a sus superiores (inspección medica o tribunal médico), aunque no suele ser eficaz, porque pueden tardar mucho y son aún más restrictivos que las de Atención Primaria. Al menos así queda constancia, por si acaso.

Cada vez hay más trabajadoras que, sin tener síntomas evidentes de contagio, atraviesan momentos críticos de opresión y ansiedad, impidiéndoles manejarse con las aptitudes exigidas en su puesto, lo que las pone en riesgo a ellas y a quienes las rodean y que, a menudo, son tachadas injustamente de flojas e insolidarias. Tenemos que reclamar que se tengan en cuenta las situaciones psicológicas incapacitantes y se facilite la baja preceptiva. Pide que te pongan en contacto con la especialista en psiquiatría o psicología del Centro de Salud y habla con tu sindicato, si es tu caso.

Los partes de baja y alta sólo pueden ser dados por las profesionales del Servicio Público de Salud. Si te llaman de otro sitio diciendo que estás de alta y tienes que incorporarte (como una mutua o el servicio de prevención de la empresa), habla con tu médica de cabecera y, si te han engañado, denúncialo a Inspección de Trabajo y, si trabajas para centros sanitarios o sociosanitarios, también a los servicios de inspección sanitaria de tu comunidad autónoma.

El empresario está obligado a hacer los estudios de prevención y a informarte de los peligros que hay y de las medidas que está tomando para proteger vuestra salud. También debe darte la formación necesaria para que puedas enfrentarte a tu trabajo minimizando los riesgos.

Exige a los jefes que te faciliten los planes de prevención de riesgos de la empresa, -los generales y los específicos en relación al Coronavirus- y las medidas que está tomando para paliar la posibilidad de contagio. Pide también los planes y protocolos específicos de tu puesto de trabajo y que se impartan los cursos y la formación necesarias para trabajar en condiciones saludables.

Es muy importante que ésta y todas las comunicaciones con la empresa se hagan de forma que quede constancia fehaciente de la presentación y de su contenido. Como ahora no conviene mandar burofaxes para no poner en peligro a la gente de Correos, habrá que buscar otros medios, como registros, correos electrónicos, grabaciones de audio (las grabaciones de conversaciones en las que intervengas tú no tienen por qué ser avisadas, son legales y valen como prueba), testigos… y cualquier recurso que pueda ser utilizado como prueba.

Además, acostúmbrate a firmar con “NO CONFORME” o “CONFORMIDAD PENDIENTE DE REVISION”, y poner la fecha junto a la firma, a todo lo que te presenten para firmar. La empresa puede intentar buscarte las vueltas como represalia. Tienen que facilitarte una copia de todo lo que firmes.

Como la mayoría de los trabajos forman parte de una cadena, donde no sabes lo que hacen quienes te preceden y quienes te siguen, trata también de informarte, y tomar medidas en caso necesario, de cómo se están haciendo las cosas en los curros que te preceden y que te siguen en la cadena (por ejemplo si llevas un camión de ropa a lavandería desde un centro sanitario entérate de los servicios de los que viene, si ha tenido contacto con el virus, en qué condiciones se acumula y traslada esa ropa antes de ti y qué se hace con ella cuando la entregas)

Si piensas que la cosa corre prisa, o si la empresa no te facilita la información o si, aún con ella, no crees que se estén tomando las medidas adecuadas no esperes más y comunícale, por escrito si es posible, o por cualquier medio por el que quede constancia, las dificultades que encuentras para desempeñar tu trabajo debido a los riesgos que corres o que haces correr a otras, y que la empresa es y será responsable de los daños que pudieras sufrir o causar.

Comunícaselo también a los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales o de Salud Laboral de tu trabajo, si los hay, para que tomen las medidas oportunas.

Si se empeñan en que tienes que seguir currando en las mismas condiciones, exígeles que te lo den por escrito con fecha, firma y sello de la empresa.

Puedes apoyarte en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, el real decreto sobre la protección contra los riesgos de exposición a agentes biológicos , la Guía Técnica que lo desarrolla y el real decreto de seguridad y salud en los lugares de trabajo, éste último para cosas no relacionadas con la exposición al virus, pero útil también para apretarles las tuercas. Puedes encontrar información adicional en ésta página del Ministerio de Sanidad

Ponte en contacto con la Inspección de Trabajo y comunícales la situación, pidiéndoles que intervengan. Haz lo mismo con los servicios de inspección sanitaria de los Ayuntamientos y las Consejerías de sanidad de las CCAA.

Entretanto, reúne todas las pruebas de la situación que puedas (fotos, grabaciones, testigos, documentos…) e intenta implicar a tus compañeras, para que te sirvan de apoyo. En la situación actual, se hace especialmente necesario unirse y difundir públicamente las situaciones que se están dando. Plantéate ponerte en contacto con los medios de difusión o redes que consideres más adecuados.

PERSONAS ESPECIALMENTE SENSIBLES A LA ENFERMEDAD (DE RIESGO)

En principio -por ahora-, la enfermedad provocada por el virus Covid-19 no es grave para la mayoría (una gripe) Sin embargo, su elevada capacidad de infectar unido a la alta incidencia y mortandad en algunos grupos de población, hace que tengamos que tener especial cuidado en algunas situaciones.

En el Procedimiento de Actuación para los Servicios de Prevencion de Riesgos Laborales frente a la exposición al sars-cov-2, vienen especificados los casos que el ministerio reconoce de personas especialmente sensibles: La población con diabetes, enfermedad cardiovascular, incluida hipertensión, enfermedad hepática crónica, enfermedad pulmonar crónica, enfermedad renal crónica, inmunodeficiencia, cáncer en fase de tratamiento activo, embarazo y mayores de 60 años. Desde la actualización del 26 de Marzo hay que pasar por los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales para que hagan un informe y te den una solución.

Si te encuentras en uno de esos casos debes comunicar la situación, siguiendo los mismos cauces que se han explicado en el anterior apartado. Como los citados servicios de prevención suelen ser favorables a los intereses de la empresa, es especialmente necesario que muevas la cosa uniéndote a tus compañeras, y también fuera de la empresa, en las instancias oficiales y buscando el apoyo de tus iguales y afines.

Según la Guía para la actuación en el ámbito laboral en relación al nuevo coronavirus, del Ministerio de Trabajo, si consideras que hay un riesgo real e inminente de contagio, puedes abandonar el trabajo sin sufrir represalias. Esto dice la Guía: “En relación al análisis de la gravedad exigida por el precepto, de existir riesgo de contagio, y en cuanto a las consecuencias dañinas de la exposición al virus, se puede afirmar que, de ser real esta posibilidad, su existencia con carácter general”.

La ley (Art. 21 de la LPRL) dice que el riesgo tiene que ser “grave e inminente”. Entendemos que, si se trabaja en entornos donde hay o ha habido enfermos, o con objetos contaminados, la inminencia del contagio es evidente y la gravedad está demostrada por los efectos de la enfermedad en estas trabajadoras especialmente sensibles, más teniendo en cuenta la situación generalizada de ausencia de medios de protección eficaces.

Es fundamental comunicar de forma fehaciente el abandono y las causas. Por si la empresa quiere tomar represalias (por ejemplo acusarte de abandono de puesto), es igual de importante que contactes inmediatamente con un abogado laboralista y tu sindicato. Una vez más, procúrate pruebas y testigos. Si trabajas en un centro sanitario puedes acudir también a los departamentos de Medicina Preventiva para informarte e informarles.

La empresa está obligada a tomar las medidas necesarias para que no te veas sometida a la amenaza.

Conviene llamar a los teléfonos de información para notificar las circunstancias y considerar pasos a seguir. Contacta con la médica de familia, explicándole el caso y pidiéndole las recomendaciones oportunas o la baja si lo ves necesario. Habrá que acreditar la enfermedad ante la empresa (conviene tener los documentos preparados o conseguir que los servicios de salud nos los expidan)

Teniendo en cuenta lo que dijimos de que tenemos que ser más precavidas dado que todo está en estudio, recomendamos que todas las personas que padezcan alguna enfermedad, aunque no estén incluidas en las del ministerio, inicien los trámites que hemos dicho, con la empresa, los servicios de prevención y los servicios sanitarios.

TRABAJO CON PERSONAS SENSIBLES

Si tu trabajo es con personas de riesgo o sensibles, es preceptivo que la empresa te facilite todo el material, para atenderlas adecuadamente. Hay que tratar la situación como si realmente estuvieras enferma, por el riesgo que hay de gravedad si contagias a alguien, por lo que no sólo debes exigir las medidas que te protejan a ti (como vimos en los anteriores apartados), sino también las que protejan a las personas de riesgo con las que convives. Pide a tu empresa la vestimenta y protecciones que eviten el contagio. Si no las proporciona, sigue las instrucciones de trámites y denuncias descritos y haz responsable, de forma fehaciente, a quien de verdad lo es: quienes están por encima de ti.

En ésta página del Ministerio de Sanidad tienes informaciones varias que pueden servirte para evaluar la situación y tomar medidas. Hay información específica para residencias y otros centros, que pueden emplearse como referencia para otras situaciones. Sin embargo, e incidimos una vez más, ten presente que muchas medidas que se están tomando por parte de la Administración y empresas, se deciden o varían en función de intereses distintos a la salud, así que intenta evaluar la situación por ti misma y revisar los documentos cada poco por si cambian.

Si presentas síntomas, aunque sean leves, ponlo inmediatamente en conocimiento de la empresa y llama a los teléfonos de información y a tu centro de salud para solicitar la baja. Recuerda que, en general, se están dando las bajas por teléfono para evitar desplazamientos a personas con sospecha de infección. Si trabajas para un centro residencial te tendrían que llamar para hacerte el test específico del Covid-19, aunque, como con todo lo que suponga un gasto y dado que el Ministerio no se lo impone claramente, es muy posible que prefieran “ahorrarse” la prueba. Exige que te la hagan (ampárate en el punto 8 de la Guía de prevención y control frente al COVID-19 en residencias de mayores y otros centros de servicios sociales de carácter residencial)

En cualquier caso, pide a tu empresa que te facilite las medidas que tenga previstas para evitar el contagio de las usuarias para las que trabajas, como los planes de contingencia, protocoloso los informes de prevención de riesgos laborales. En el caso de que estés contratada por una pero trabajes para otra, como externalizadas, de ETTs, etc., pide también los suyos y responsabiliza a ambas en las acciones que inicies. A menudo, una empresa presiona a la otra, pues son responsables de aquellas a quienes prestan sus servicios.

¿Qué pasa si has tenido contacto estrecho con una persona con síntomas? Ahí las cosas se vuelven extrañas. Según el Procedimiento de actuación frente a casos de infección por el nuevo coronavirus (SARS-CoV-2) si has tenido contacto estrecho con una persona con síntomas “No se hará un seguimiento activo de los contactos, únicamente se les indicará realizar cuarentena domiciliaria durante 14 días”. En el mismo documento encontrarás la explicación de lo que consideran contacto estrecho y los distintos casos. Los tipos de riesgo por exposición, los encuentras en el Procedimiento de Actuación para los Servicios de Prevencion de Riesgos Laborales frente a la exposición al sars-cov-2.

A pesar de eso y de que, dado que atiendes a personas sensibles, lo prudente sería evitar el contacto,según la Orden SND/265/2020 del Ministerio de Sanidad, “Si el personal sanitario médico, de enfermería o de otro tipo, ha tenido contacto estrecho con un caso posible o confirmado de COVID-19 y no presenta síntomas, seguirá realizando su actividad normal así como la vigilancia de síntomas”. En la Guía de actuación frente a COVID-19 en los profesionales sanitarios y sociosanitarios, a los 7 días de tener síntomas te tienes que reincorporar, si llevas 3 sin fiebre y no hay problemas respiratorios. Por lo que parece, en el caso de personal sanitario y sociosanitario, les interesa más evitar que se gaste en contratación, que proteger la salud y la vida de las personas vulnerables, de las enfermas y de quienes las cuidan.

Lo sensato, si has tenido contacto estrecho con una persona con síntomas, es contactar directamente con atención primaria y pedir la cuarentena de dos semanas; haz recaer la responsabilidad en quien te exija que trabajes siendo aún posible transmisora del virus. Mira el apartado “Bajas por cuarentena e infección” de Guía laboral ante la emergencia sanitaria por el coronavirus (Covid-19)

En general, si ves que se están cometiendo abusos y aberraciones con personas internadas en centros sociosanitarios, dada su indefensión, puedes pedir que intervenga la inspección sanitaria de tu comunidad, según la Orden SND/275/2020. Los ayuntamientos también disponen de servicios de inspección. En la mayoría de los casos suele ser más efectivo y rápido sacarlo a la luz y difundirlo: denúncialo públicamente y contacta con organizaciones que trabajen con esas personas.

MEDIDAS DE PROTECCION Y EQUIPO DE PROTECCION INDIVIDUAL (EPI)

En estos momentos parece una mala broma hablar de las medidas de protección personal. Lo cierto es que nos están tomando el pelo. Para los estados y los empresarios, tener los productos necesarios para protegernos de la enfermedad, en una sociedad de mercado como es la capitalista, es una cuestión de precio, nada más. Y dinero hay, lo hemos generado nosotras, las trabajadoras, con nuestro esfuerzo; cuando quieren rescatar bancos, preparar o participar en guerras, mejorar la dotación para la represión policial, condonar deudas multimillonarias a los ricos, montar grandes eventos para sus negocios, y ese largo etcétera, el dinero aparece rápido.

Si no lo están sacando ahora es porque no quieren, seguramente pensando en gastárselo después rescatando bancos y grandes empresas, cuando venga la recesión que sigue a la crisis sanitaria. Están ahorrando a costa de nuestras vidas y las de las nuestras. No les creas cuando dicen que “no hay EPIs” o que no pueden contratar a más gente. No quieren que haya. Exijamos que haya para todas. La terrible realidad que estamos viviendo va confirmando, una vez más, lo que anarquistas y anarcosindicalistas hemos dicho siempre: los intereses de los poderosos y privilegiados son antagónicos a los de la población trabajadora, nosotras, la clase obrera.

La primera medida de protección es el conocimento, por lo que la medida de protección universal más importante, es la generalización del test específico de detección de la enfermedad. Saber dónde está el virus es la única forma de controlarlo.

En el ámbito del centro de trabajo es necesario exigir formación e información adecuadas. Los cursos tienen que generalizarse en todos los tajos, también sobre el uso de equipos de protección. La realidad actual es justo la contraria.

Como siempre, dejar constancia fehaciente y reunir pruebas, incluso aunque no consigamos lo que exigimos, nos permitirá más adelante reclamar o denunciar los daños que cause la inacción de los responsables.

En cuanto a medidas estructurales, organizativas, de higiene, etc. se puede encontrar información genérica en elProcedimiento de Actuación para los Servicios de Prevencion de Riesgos Laborales frente a la exposición al sars-cov-2, así como sobre EPIs (especialmente los anexos) En la página del Mº de Trabajo puedes encontrar abundante legislación y Guías sobre los EPIs. Aquí hay más información sobre uso de EPIs e higienización. Recuerda que los gastos corren a cargo de la empresa.

Todos los materiales del trabajo no desechables, incluidos los EPIs reutilizables, tienen que descontaminarlos y devolverlos al uso sin poner en riesgo a las trabajadoras y usando una línea de traslado y limpieza distinta del resto del material no afectado por Covid-19. Se están dando casos de sitios donde, fruto del desbordamiento general, pretenden descontaminar los enseres usados con pacientes infectadas, como la cubertería, por la misma cadena de lavado que el resto, o la ropa usada de y con las enfermas… ¡incluso intentando que los EPIs se “esterilicen” en los túneles de lavado de las cocinas!

Basándonos en lo que se publica y la precaución especial que hay que tener (pues aún se está estudiando el comportamiento y las consecuencias del virus), hay que intentar que las medidas que se tomen vayan más allá de lo que proponen las administraciones y empresas y se puede buscar que se tomen medidas de contratación, adecuación de puestos y jornadas, adecuación de EPIs, etc.

Por ejemplo, ya que hay que limpiar especialmente superficies y enseres, podemos pedir que se nos apliquen pluses o se contrate más gente para atención a enfermas, limpieza, lavandería, cocinas… Por ejemplo, puesto que la higiene es tan importante, además de los 20 minutos libres extra, para aseo, que prescribe el RD de riesgos biológicos (Art. 7), podemos exigir todo el tiempo necesario de aseo a lo largo de la jornada para lavarnos las manos y evitar contaminarnos o contaminar a otras. Por ejemplo, puesto que hay riesgo de infección a menos de dos metros de un foco, y están multando y agrediendo a la gente por la calle por ese motivo, en cualquier trabajo donde trabajemos a menor distancia con enfermas, objetos contaminados -fómites-, en zonas de condensación de pacientes u objetos (urgencias y habitaciones, camiones de residuos…) debemos exigir una protección mínima de mascarillas FFP2, batas y calzas desechables, guantes resistentes a virus, gafas de protección, etc. Ponte en contacto con el sindicato para orientarte.

Las protecciones que nos deben proporcionar tienen que estar homologadas, y así se les tiene que exigir, pero no debemos desdeñar el esfuerzo autogestionado de la gente que se dedica a crear y confeccionar dispositivos y EPIs y ayuda solidaria incluso desde la exclusión. Si tus jefes no te dan lo necesario, acepta el apoyo de otras trabajadoras y correspóndelas en sus necesidades.

Recurrir a otras compañeras de trabajo para no cometer los inevitables errores humanos, es de gran ayuda. Además del conocimiento, la protección se basa mucho en el sentido común, la atención puesta en lo que se hace, la ayuda mutua y la experiencia. Lee el resumen hecho por nuestras afiliadas del Carlos III de Madrid como ejemplo, aplicado a una situación hospitalaria.

No os dejéis seducir con la trampa de que somos “soldados en una guerra contra el virus”, “héroes de la sociedad”, ni “mártires”: somos trabajadoras. Lo único que busca ese fraude es militarizarnos, hacernos sentir importantes o culpables para convencernos de que arriesguemos nuestra salud y la de nuestras allegadas, sólo para ocultar su inutilidad y salvar los privilegios de los auténticos responsables de contagios y muertes: políticos, empresaurios, accionistas…

#SomosTrabajadorasNoSoldadosNiHeroesNiMartires
(comparte y distribuye esta etiqueta en tus redes)

Que salga a la luz la verdad de lo que está pasando y que no se salgan con la suya, intoxicando, mintiendo y haciendo actos, de cara a la galería. Contrarrestad sus Fake News difundiendo la verdad. Apoyad y no dejéis solas a las trabajadoras que están publicando y denunciando la cruda y brutal realidad.

miércoles, 1 de abril de 2020

Ya está disponible el nº 6 del periódico de la Federación Local de CNT-AIT Madrid




Ya ha salido el nº 6 del periódico de la Federación Local de CNT-AIT Madrid. Para leer, podéis descargarlo de la web:

Entrevista a la delegación de la CNT-AIT al XXVII Congreso de la AIT en Melbourne



Entre los días 28 y 30 del pasado mes de diciembre se celebró en Melbourne (Australia) el XXVII Congreso de la AIT. Con el fin de conocer más sobre este importante evento hemos entrevistado al compañero que fue mandatado como delegado de la CNT-AIT a este importante Congreso Internacional.

[FS]- Hemos podido leer algunas reseñas sobre el desarrollo del Congreso de la AIT en Melbourne, pero nos gustaría que pudieras extenderte un poco más, en relación a algunas cuestiones.

En primer lugar, nos gustaría que pudieras contarnos en tu opinión, cómo se desarrolló el Congreso, cuántas Secciones enviaron delegación al mismo, cuántas enviaron sus acuerdos por escrito, cuántas organizaciones enviaron salutaciones o mandaron observadores y cómo se desarrollaron, en general, las sesiones del Congreso.

En primer lugar, saludamos a todas las lectoras y lectores de Fragua Social.

Al XXVII Congreso Internacional de la AIT estuvieron presentes varias Secciones: SF, ZSP, PA, KRAS, ÖLS -estos últimos que se convirtieron en Sección durante el Congreso-, ASF, ASI y la CNT-AIT Española.

Al mismo tiempo, enviaron sus acuerdos CNT-AIT Francesa, NSF y la COB.

También recibimos saludos de anarquistas kurdos que presentaron un carta sobre su situación en el Kurdistán, que se podrá leer en las actas, un saludo de anarquistas turcos, y se recibió una salutación del SOV de Santiago de Chile explicando la situación del estallido social en su región, que también fue muy interesante.

El ambiente fue de compañerismo y, sobre todo, destacar que no se vivieron enfrentamientos entre compañeros. En los momentos de descanso todas las delegaciones acudieron juntas, con un gran ambiente de respeto. Pero hubo momentos de tensión cuando se habló en diversos momentos sobre algunos temas, sobre todo con la Editorial Internacional, que era el asunto donde menos consenso existía, y donde más diferencias se habían generado, ya que cuatro de las secciones estaban a favor y otras tantas estaban en contra. Esto produjo que existiera muy poco consenso y pocas delegaciones hicieron aportaciones que dieran posibilidad a avanzar en los debates, principalmente por falta de mandatos.

[FS]- En el Congreso de Belgrado se acordó que el XXVII Congreso de la AIT se celebraría en Australia, justamente para cosechar los resultados de la organización a nivel internacional que había hecho también ASF y el Grupo de Trabajo Asia-Pacífico. ¿Con las nuevas adhesiones de Bangladesh, Indonesia y la India como Amigos de la AIT, así como la de Suecia, se podría decir que el Congreso reconoció el trabajo de organización realizado en aquellos continentes?

Mi sensación en general es que ASF tiene una gran esperanza e ilusión en difundir el anarcosindicalismo en Asia y en el Pacífico, y es interesante porque ellos sienten que son herederos de la tradición anarcosindicalista de los españoles exiliados tras la Guerra Civil, y están convencidos de que Asia es el futuro de nuestra lucha. Debido a la deslocalización de las empresas y la industrialización de los países asiáticos, se está creando esta nueva clase proletaria en Asia.

La sensación es que ASF está focalizando estos esfuerzos, pero al mismo tiempo también está constatando las dificultades existentes debido a las grandes distancias, a los costes de los viajes que generan dificultades para mantener contactos personales, etc. Sin embargo, lo están haciendo, y creo que van a ir mejorando sus relaciones con las secciones que ya se han incorporado a la Internacional. Seguramente no ha sido suficiente el contacto que se hubiera deseado.

Es una lástima que finalmente Indonesia, Bangladesh, Colombia y la India no pudiesen estar presentes en el Congreso debido a la política migratoria australiana, pero sin ninguna duda, fue todo un triunfo que el Congreso se celebrara en el Pacífico. Hubo muchos debates en el Congreso sobre esto, ya que no solamente era importante elegir el sitio o el lugar por la distancia, sino por la posibilidad de que las delegaciones pudieran conseguir sus visados.

Es muy importante el hecho de que la AIT, el anarcosindicalismo, se difunda en países donde en este momento se produce todo lo que consumimos en Occidente. Porque tenemos la percepción de que la calidad de vida y las condiciones de la clase trabajadora han mejorado mucho. Pero si comparamos cómo vivimos hoy con cómo vivían nuestros antepasados, nos damos cuenta de que la calidad de vida se distorsiona cuando calculamos la misma por el acceso al consumo de tecnología.

En los países occidentales existe una clase trabajadora precarizada, pero parece como si esto no supusiese un problema para esclavizarnos y permitirnos el acceso a la tecnología. Porque la gente que produce esta tecnología o la ropa que tenemos está pagando el coste de lo que consumimos.

Al final, lo que nos permite acceder a esta tecnología es la explotación y esclavitud de medio mundo mediante el capitalismo más salvaje, en China, Indonesia, Malasia, Bangladesh, en la India, etc. Además de esclavizarnos o endeudarnos, los compañeros y compañeras de estos países están pagando la diferencia entre producir aquí o allí. Si estos compañeros pudieran parar la producción, nos daríamos cuenta de que no podríamos acceder a toda esa tecnología y bienes de consumo o manufacturas. Y esto puede darles la posibilidad de llegar a entender o cambiar su percepción sobre el mundo.

[FS]- Se discutieron algunas cuestiones en base a campañas internacionales y acciones conjuntas a nivel internacional contra el capitalismo, por parte de la AIT. ¿Podrías hablarnos de ellas?

Durante el Congreso se discutió la propuesta de Priama Akcia, sobre una Jornada Internacional de lucha contra los salarios no pagados. Fue muy interesante porque se habló sobre si se debía convocar o no, y si se hacía, en qué fechas era mejor. También se discutió si queremos mostrar a la sociedad que solamente se lucha para que se nos pague el trabajo que hacemos, o si por lo que realmente luchamos es por acabar con la esclavitud del salario y que no consideramos que el hecho de que se nos pague por lo que trabajamos sea justo.

Pero fue interesante porque las secciones entendieron el planteamiento. Ya que la problemática de los salarios impagados es algo a lo que se enfrentan las secciones de Polonia, Eslovaquia, Inglaterra y España. En este punto las delegaciones fuimos incapaces de dar un nombre a esta jornada y movilización y como no había mandato por la propuesta que había hecho la CNT-AIT de España, no se pudo discutir el matiz propuesto, pero no porque nadie estuviera en contra de esto, sino porque no había mandato sobre este matiz. Es una problemática con la que nos encontramos cuando vamos a trabajar a nuestros puestos de trabajo. De todos modos, no quedó claro cómo se iban a coordinar estas acciones en torno a esa fecha.

[FS]- Hemos podido leer que varias organizaciones enviaron Salutaciones al Congreso, concretamente algunas de Arotearoa (Nueva Zelanda), EEUU, Turquía, Irak y Kurdistán, y entendemos que esto supone un reconocimiento por parte de estas organizaciones del trabajo de las Secciones de la AIT, así como un interés por nuestra Internacional. Nos gustaría saber si se discutió la posibilidad de nuevos ingresos en la AIT de estas y otras regiones.

No se discutió sobre ninguna organización concreta en lo que se refiere a la adhesión a la AIT, pero sí se habló de que en Chile hay grupos interesados en la AIT. La mayoría de los grupos que enviaron salutaciones al Congreso, nos escribieron específicamente a las delegaciones, lo que evidencia la existencia de una percepción de la AIT como referente para ellos. Entre ellos también escribieron los anarquistas kurdos y turcos.

También es muy importante la presencia de los anarquistas de Ockland, ya que esto les puede animar a formar una Sección afín a la AIT en Nueva Zelanda. Una compañera observadora participó en el Congreso, lo que es evidentemente una esperanza para el futuro.

Es posible que quizá se pierda el miedo a participar en la AIT, ya que antaño se pensaba que para entrar en la AIT era necesario tener una presencia y una influencia masiva entre la clase trabajadora para parar la producción. Pero la mayoría de las Secciones de la AIT no son multitudinarias. Quizá con el tiempo vamos a ver nuevas secciones en pequeños grupos de propaganda adheridos a la AIT.

Quizá en Chile, donde los compañeros y compañeras tienen simpatías por la AIT, puedan participar en el futuro. Por otra parte, tenemos a los Amigos de la AIT en Colombia, la ULET, que en un futuro cercano, todo indica que va a formar parte de la AIT como una Sección más.

[FS]- ¿Cuáles fueron para el Congreso y para la delegación de la CNT-AIT, los acuerdos más importantes que se alcanzaron y las discusiones más interesantes que se pudieron presenciar por parte de las diferentes delegaciones?

La sensación es que durante el Congreso no se trataron cuestiones sobre ningún cambio fundamental en los posicionamientos de la AIT. Se trataron cuestiones importantes como la afiliación de nuevas secciones, se debatió sobre cómo se debería mandatar a los Secretariados para hacer el gasto económico, o apoyar a otras secciones. Se volvió a tratar el asunto de los partidos políticos en las secciones y se habló de las cuotas, teniendo en cuenta las nuevas incorporaciones, con poderes adquisitivos muy por debajo del poder adquisitivo de los países europeos.

Quizá la incorporación que más debate generó fue la de Bangladesh y en la que se pusieron en duda algunas cuestiones, como el modo por el cual contabilizan a sus afiliados, cómo pagan la cuota y cómo participan en las asambleas.

Hubo secciones que se oponían y veían precipitado que estas organizaciones pertenezcan a la AIT. Al mismo tiempo, se puso en duda incluso que se guiaran por sus propios Estatutos. También se discutió si era posible que BASF tuviera una ideología parecida pero que también pudiera no identificarse con las de la AIT.

También se habló sobre el hecho de que algunas personas hayan tenido algunos contactos con organizaciones maoístas en el pasado y hubo secciones que no lo veían claro, pero el resto de las secciones tenían mandatos para aprobar su ingreso.

El tema de las cuotas va a ser un tema importante sobre todo por cómo se puede aportar económicamente en comparación con el poder adquisitivo, como por ejemplo con un porcentaje del sueldo anual. De momento hay un acuerdo de un euro por afiliado y año en las secciones asiáticas.

También se discutió el tema de los mandatos económicos en relación a la propaganda. Las secciones no quieren que el Secretariado tenga libertad absoluta para asignar dinero como quiera, sino que las Secciones consideran que este asunto es un tema importante y por ello debe tener mandatos claros, que no generen ningún tipo de problemas. Esto va a ser uno de los temas en los siguientes Congresos.

Hubo debates sobre la relación entre los miembros de las secciones y partidos políticos, pero quedó claro que en el seno de la AIT no se aceptan miembros que concurran a elecciones y que no pueden tener responsabilidad alguna. Aunque secciones como la de Polonia y Francia demostraron tener un gran interés en seguir debatiendo esta cuestión, y acordar que en ninguna de las secciones participen miembros de los partidos políticos.

Algunas entendían que es difícil, porque no se puede impedir que esto pueda surgir, a veces por desconocimiento y otras veces porque las secciones no pueden actuar de una manera policial.

[FS]- El Congreso Internacional discutió una ponencia enviada por la CNT-AIT de España. Hemos podido leer que se discutió y se aprobó la propuesta y entendemos que las intervenciones de las Secciones posiblemente fueron muy enriquecedoras sobre esto, pues seguramente resultó muy complicado ponerse de acuerdo. Hablamos concretamente de la Editorial Internacional y su papel en la propaganda, no solamente anarcosindicalista o del sindicalismo revolucionario, sino también de la finalidad revolucionaria y las ideas anarquistas. ¿Podrías hablarnos de esta cuestión y de todo lo que se habló?

Un tema muy importante que se discutió fue la necesidad real de ser capaces de editar libros con nuestra literatura, en idiomas de países donde la AIT puede tener un desarrollo importante, como es el caso de todo Asia-Pacífico y el norte de África.

Sin ninguna duda, esto va a ser un reto, aunque no hay consenso sobre la propuesta de la Editorial Internacional.

La mayoría de las secciones está de acuerdo, pero no la totalidad, y esto no generó ningún consenso sino todo lo contrario, la mayoría estaba muy ajustada y además las Secciones necesitaban más detalles. Algunas secciones entendían que esta propuesta podía suponer un problema de centralización en la Internacional. Y estaban convencidas de que la propuesta de la CNT-AIT Española no era buena, aunque todas las secciones estaban de acuerdo en la necesidad de editar propaganda y literatura en otros idiomas, aunque esta debería de hacerse tan solo por medio de las secciones y no por la Internacional.

Este es el caso de Bangladesh y de Indonesia, ya que no todo está en los contactos que podamos hacer, sino en la posibilidad de que se pueda generar propaganda y traducciones de nuestros escritos ideológicos en todos estos idiomas para que podamos extender nuestra Internacional. La Editorial Internacional sería muy importante, ya que tenemos que generar propaganda y traducciones en muchos idiomas.

[FS]- En ocasiones pasadas la sección encargada de la organización ha organizado otros eventos al margen del Congreso. ¿Hubo algunos eventos al margen de la agenda del Congreso?, ¿podrías hablarnos también de ellos?

Las compañeras de ASF no organizaron ningún tipo de actividad cultural al margen de la agenda del Congreso. Independientemente de esto, sí que hubo gran cantidad de momentos de descanso y distracción. Aunque es importante destacar que todas las delegaciones fueron juntas a todo. Se aprovechó para que las delegaciones pudieran conocer la situación del resto de las secciones, etc.

Esto debe tenerse en cuenta cuando se celebre el Congreso en España, para que el Congreso no solamente se reduzca a un grupo de sesiones y discusiones, sino que se pueda hacer algunas otras cosas más, y aprovechar para no reducirnos a debatir en el contexto de las sesiones, limitadas las delegaciones por los mandatos de sus respectivas secciones, sino que se pueda discutir más informalmente sobre otros temas importantes a modo de conferencias de militantes.

[FS]- En relación al Centenario de la AIT que se celebrará en 2022, nos gustaría saber si se alcanzaron acuerdos sobre esto.

Sí, como ya hemos comentado, el próximo Congreso de la AIT se celebrará en España en 2022 coincidiendo con el centenario de la fundación de la AIT en 1922. Por desgracia la CNT no estuvo en el Congreso de fundación de la AIT que se celebró en Berlín. Pero muchas secciones tienen como referencia a España y se ha elegido como un buen lugar en el que celebrar este Congreso. En mi opinión, es un momento importante para nuestra sección por la posibilidad de que podamos acoger este importante Congreso Internacional.

[FS]- En último lugar, nos gustaría que pudieras contarnos dónde y cuándo será el próximo comicio de la AIT y qué tipo de asuntos se discutirán allí.

Lo próximo es una plenaria que se va a celebrar en Eslovaquia en junio del año que viene. A esa plenaria se trasladarán algunos temas importantes, como el tema de la jornada internacional del pago de salarios, etc. Y el hecho de orientar la campaña contra el régimen asalariado en general, y no tanto contra el hecho de los salarios impagados en el contexto de la sociedad actual. La Editorial Internacional, en la que no se llegó a alcanzar un acuerdo y de la que se han pedido más detalles sobre cómo se va a desarrollar este proyecto.

Quizá hubieran mejorado las sesiones si se hubiera pedido que se votaran algunas mociones, o el hecho de que se hubiera podido leer en voz alta el acuerdo y que fuera claro para todas las delegaciones. Se vio quizá un poco de inexperiencia por parte de las delegaciones, pero fue muy difícil.

Muchos de los puntos tuvieron un gran nivel de consenso y, quizá, no fue necesario. Pero en otros sí que faltó un poco de esfuerzo y debate para alcanzar un consenso y tener en cuenta las aportaciones que hacían otras delegaciones para alcanzar un acuerdo. Quizá se pudieran haber tomado algunos riesgos y se podrían haber incluido en los acuerdos algunas aportaciones de las secciones y no solamente votar algunas mociones.

Al margen de todo esto, quiero destacar que durante el Congreso las sesiones se hicieron muy largas, sobre todo por las traducciones, ya que todas las intervenciones debían hacerse en castellano y en inglés. Sin embargo, hubo un momento en el que nos dimos cuenta de que quizá era posible celebrar el Congreso solo en inglés, pero al poco tiempo tuvimos que sortear un problema, debido a que algunas delegaciones no podían seguir muy bien las intervenciones en inglés. Finalmente se tuvieron que hacer en castellano porque lo habían estudiado y porque las sesiones del Congreso debían estar también en castellano, y al mismo tiempo quedar registradas en las dos lenguas.

Todo esto supuso que solamente dos personas tuvieran que traducir al castellano todas las intervenciones durante todo el Congreso.

Fue muy duro concentrarse en el contenido de los debates y que las sesiones siguiesen un buen ritmo, además de escuchar las intervenciones para luego traducirlas. Fue muy complicado y los compañeros allí presentes empezaron a decir que es posible que llegue el día en el que el castellano deje de ser lengua oficial de la AIT. Solo la CNT-AIT es la única sección de la AIT que habla en castellano, además de las compañeras y compañeros de Colombia.

También sería interesante que quizá hubiera una sola lengua para que las tareas de los Congresos fueran más rápidas, pero esto es algo difícil. Quizá a nivel teórico estamos de acuerdo con el esperanto, pero parece que existe miedo a la hora de llevarlo a la práctica. Hay que tener en cuenta que hablar en inglés no es justo para los que lo hablamos como segunda lengua. Tampoco es fácil para los que nos tienen que entender y hablan inglés como lengua materna. No teníamos muchas facilidades para entender ni para ser entendidos.

Es verdad que tenemos que buscar una manera para que cualquier miembro de la AIT pueda participar en un Congreso y esto no debe generar un problema ni una desigualdad. El inglés no es fácil, ni es justo para todos. Aprender Esperanto sería aprender desde cero y sería justo en tanto que se nos impone como una tarea por igual para todos. Si hiciéramos un estudio estadístico de las palabras más usadas nos daríamos cuenta de que quizá con un vocabulario de 200 palabras sería posible relacionarnos en igualdad entre las distintas delegaciones, entendiendo que el esfuerzo no se encuentra en la gramática sino en el vocabulario.

Sección Sanidad CNT-AIT Madrid: Contra la insensatez, la experiencia. Análisis situación actual. Sanidad CNT-AIT Madrid (Covid 19)




Entre tantos medios de información y desinformación queremos ofrecer datos de la gente que está viviendo más de cerca esta pandemia: celadoras, auxiliares, enfermeras, médicas y limpiadoras de los hospitales. Cada una con una experiencia, cada cual con su impotencia y su desesperación.

Desde Madrid, donde en teoría están los hospitales más grandes, con más medios y más especializados; hasta los hospitales más pequeños o de otras provincias de España como Salamanca o Valladolid y de pueblos de Cáceres y de Lugo. Toda la sanidad de la geografía española está viéndose afectada por la mala gestión de políticos, asesores y gestores de hospitales. Una mala previsión, aún teniendo tan cerca el ejemplo de Italia, y una inadecuada toma de decisiones continua sigue poniendo a todo el personal sanitario y, por ende, a toda la ciudadanía, constantemente en peligro.

Estos profesionales nos cuentan desde el Gregorio Marañón, La Paz y el 12 de Octubre que las urgencias son un auténtico desastre en términos de falta de protocolos organizativos, de riesgos laborales y formación del personal. Esto se traduce en: trabajar sin material o compartirlo, como es el caso de las gafas y las batas o las mezclas de gel alcohólico con agua “para que dure más”; el material aparece cuando el personal presiona a las autoridades responsables del hospital; distribución no igualitaria del material de protección por jerarquía, de modo que las limpiadoras, aun siendo las más expuestas, son las que menos medios de protección reciben; los protocolos de actuación están en constante cambio, el que se debía seguir ayer, no vale hoy e irónicamente se va adaptando a la cantidad de material que existe y no a información sobre el comportamiento del propio virus. La movilización del personal de muchos otros servicios a urgencias y la falta de formación del personal en el ámbito de las enfermedades infecciosas están provocando un mal funcionamiento, además del desbordamiento, de este. Residentes de familia, de anestesia o de cardiología, poco familiarizadas en su mayoría con las urgencias de este tipo y menos formadas en protocolos de actuación contra estas enfermedades están al frente de los contagiados que, por su número, no tienen ni medios ni tiempo ni espacio para atender.

Además, muchos profesionales que se saben contagiados por las condiciones en que están desarrollando su labor, están siendo obligadas bajo su propia ética personal o profesional, a seguir trabajando en las mismas condiciones.

Desde otras partes de España aunque con los mismos problemas técnicos y organizativos, hospitales más pequeños están sufriendo la retirada de parte de su material, como respiradores, que están siendo enviados a Madrid, dejando estos centros con un número irrisorio de los más que reconocidos necesarios aparatos. Las urgencias de estos otros hospitales de fuera de Madrid, aunque les llegó más tarde, ya llevan algunos días desbordados y, según los informantes de La Moncloa, esto sigue subiendo. La improvisación de habitaciones de aislamiento, UVIs y pasillos como salas de exploración se están convirtiendo en una rutina del personal que, como ya hemos dicho, está poco o nada familiarizado con este tipo de enfermedades.

Otra visión totalmente opuesta y que muestra un buen ejemplo y halo de esperanza es el trabajo en las plantas (que no en las urgencias) del hospital Carlos III. Estos profesionales sanitarios, desde médicas hasta limpiadoras, están formadas en materias infecciosas (recordamos que fue el hospital que trató a enfermos de ébola) lo que les permite, aun con una cantidad reducida de material, exprimir las posibilidades de este sin exponerse a contagiarse, trabajar en un ambiente de mayor tranquilidad y seguridad y ofrecer a enfermos y sus familias (algo que parece haberse olvidado con tanto encierro y aislamiento) una mejor y mayor asistencia sanitaria. En este lugar se trabaja con protocolos muy establecidos e interiorizados por el personal que, ojalá, los gerentes y directores del resto de hospitales estuvieran dispuestos a imitar.

Afiliadas de CNT-AIT de Madrid que trabajan en este hospital nos han hecho llegar la forma en que el Carlos III aborda la actual pandemia siguiendo sus protocolos, que ha demostrado ser eficaz en la contención y tratamiento de las epidemias. Creemos de extrema necesidad su implantación generalizada en todos los centros públicos y privados donde haya que tratar pacientes con el coronavirus, con la inevitable inversión en recursos por parte de empresarios, accionistas y el Estado. Reproducimos su carta:

(…) Fruto de la experiencia con el Ébola, tenemos actualmente 3 plantas dedicadas al coronavirus. A todas las habitaciones se les ha añadido una ventana cerrada en cada puerta, para poder comunicarnos con el exterior y así también estar pendientes de los enfermos y de nuestros compañeros cuando entran dentro de la habitación. Tenemos un libro de registro donde apuntamos todas nuestras entradas: quién entra, nombre, DNI, teléfono, hora de entrada, salida y quién está de espejo.

Siempre tenemos a una persona fuera de la habitación, a la que llamamos espejo, que será la encargada de dar toda la cobertura necesaria a los compañeros que están dentro, auxiliará en todo lo que necesiten y, al final, les ayudará a salir de la habitación sin cometer errores, por si el que está dentro se pone nervioso/a.

Dentro de la habitación tenemos 3 cubos negros para los desechos:
Uno con bolsa azul, donde se deposita la ropa usada de los pacientes. Esta bolsa se saca fuera cuando está llena, siguiendo un procedimiento que consiste en: primero, sacarla del cubo negro, se la rocía de Virkon1 y se le pasa al compañero/a que está fuera de la habitación; después, la persona que está fuera la recibe sin tocarla en otra bolsa azul, que cierra y vuelve a rociar con Virkon; de ahí pasa a la jaula2 que será llevada normalmente al servicio de lencería para ser lavada. Como el servicio de lencería de la Comunidad al que lo mandamos está privatizado, no sabemos cómo manipulan allí la ropa.
Los otros dos cubos negros que hay dentro de la habitación son para residuos de los enfermos o para todo el material desechable de los trabajadores que entran a la habitación a atender a los pacientes (los restos de comida, esponjitas, sueros, medicamentos sobrantes, pañales, empapadores, botellas de agua, vasos de plástico, gasas, etc) y para lo desechable relacionado con nuestra seguridad, como nuestras batas, mascarillas, guantes…

Dentro de la habitación habrá una mesilla cerca de la puerta, en la que tendremos Virkon, alcohol, Purell (desinfectante para uso en la piel), una caja de guantes de la talla L -por si es necesario colocarnos algún guante en algún momento puntual-, bateas (recipientes) desechables de cartón, esponjitas, bolsas azules para ropa, bolsas verdes grandes y bolsas verdes pequeñas (necesarias para desechar pañales, empapadores o todo el material residual para el aseo del paciente). También tendremos un bote amarillo para desechar todo material punzante que, cuando esté lleno, será arrojado en un contenedor negro.

Estos contenedores, cuando estén llenos, se cerrarán, se rociarán con Virkon y se las entregaremos a nuestro espejo, que los recogerá y las volverá a rociar con Virkon. Así pasarán al servicio de limpieza que los recogerá y los llevará al sitio indicado para su destrucción.

Fuera de la habitación tendremos otra mesilla que tendrá: Virkon, alcohol, Purell, bateas desechables, guantes, mascarillas quirúrgicas, batas verdes, bolsas azules para ropa, verdes grandes y pequeñas, empapadores y toallitas antisépticas y desinfectantes y otro cubo negro para desechar lo que necesitemos.

Haremos una reunión para repartir todos los pacientes a varios tándems formados por una TCAE (Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería) y una enfermera, según el personal del que dispongamos. Antes de entrar a las habitaciones, cada grupo valorará quién entra, a dónde y qué es lo que se va a hacer. Para ahorrar material sin correr riesgos y poder atender a los pacientes adecuadamente, sobre todo a los que son dependientes por lo que hay que cubrir sus necesidades básicas (comer, aseo personal, tomar medicación, tranquilizarles, etc.), pasaremos por todas las habitaciones que nos toquen con la misma bata quirúrgica, mascarilla FPP2 y gafas estancas, y nos iremos cambiando los guantes (que llevaremos en dos pares uno por encima del otro para ir cambiándolos sin riesgo a contacto), una bata verde desechable y una mascarilla quirúrgica que habremos puesto, antes de entrar, por encima de las FPP2. En cada habitación, antes de salir para la siguiente, desecharemos la bata verde, los guantes y la mascarilla quirúrgica, manteniendo la bata quirúrgica, la mascarilla FFP2 y las gafas estancas. Por supuesto que cualquier tándem TCAE-enfermera necesitará el apoyo de otro grupo desde fuera, por lo que siempre habrá alguien pendiente de nosotras. Nuestro espejo estará esperando con un empapador en el suelo de la salida de la habitación y nos echará Virkon en nuestros zuecos; pasaremos a la siguiente habitación y nos colocaremos de nuevo una bata verde, los guantes y otra mascarilla quirúrgica por delante de la FFP2. Cuando terminemos todas nuestras habitaciones, desecharemos en un cubo amarillo nuestras gafas estancas para que sean rociadas con alcohol, luego lavadas con agua y jabón y secadas, para volver a utilizarlas. Nuestra mascarilla FFP2 la introduciremos en una bolsa de plástico con nuestro nombre, y utilizaremos la misma todo el turno que trabajemos. El personal que está de espejo fuera de las habitaciones, se colocará una bata verde, mascarilla quirúrgica y gafas no estancas.

Dentro de la habitación tendremos un termómetro para cada enfermo y un manguito para cada dos enfermos. Cada vez que tengamos que tomar tensiones o saturación, introduciremos los aparatos necesarios; al salir, nuestro espejo los recibirá en la puerta cuando hayamos terminado, a las ruedas les echará Virkon y lo demás lo limpiará con toallitas desinfectantes. Irá apuntando en una hoja desde el exterior todas las constantes que le vayamos diciendo, ya que no podemos meter papel y boli en cada habitación para escribir.

La comida se servirá en envases desechables, que se tirarán a los cubos negros. Se sacará de la habitación lo imprescindible y siempre después de ser rociado con Virkon. Para cualquier acción que no requiera el contacto con el paciente, como introducir comidas, sacar un fallecido dentro de su bolsa sellada (a la que habremos rociado previamente con Virkon) o cualquier otro acto sin contacto y a distancia, se utilizará la bata verde, mascarilla FPP2 y gafas no estancas, puesto que no hay riesgo de secreciones, ni de contacto con gotas portadoras del virus.

El personal de limpieza pertenece a una empresa privada, pues está externalizado, y usan el mismo procedimiento que nosotras, aunque están utilizando el material de enfermería porque su empresa no les provee de lo necesario (…)

Por todo esto, exigimos una mayor organización de urgencias y plantas de todos los hospitales españoles, formación explícita de las trabajadoras para enfrentarse a esta situación, así como material suficiente para proteger a profesionales (sean empleados públicos o privados) y enfermos que no sea retirado de otros hospitales o centros asistenciales. Además, reconocemos el enorme esfuerzo físico y moral de todas estas sanitarias que están trabajando a destajo y en las peores condiciones, así como de los enfermos y familiares que, obligados a estar en los hospitales, son testigos de la falta de medios y organización.

1. Virkon es un producto desinfectante eficaz contra los virus de uso sanitario.
2. Las jaulas son carros con forma de jaula que se utilizan para la acumulación y el traslado de ropa y otros enseres en grandes cantidades.

Sección Sanidad CNT-AIT Madrid

La frase


"En la medida en que la voluntad individual de cada uno recibe la misma consideración en la formación de la voluntad general, nos acercamos a la Salud Social"

Buonarroti

viernes, 27 de marzo de 2020

Estarás siempre en nuestros corazones



El pasado 22 de marzo nos dejaba nuestro por siempre compañero, Rafael Estévez. El COVID19 nos lo arrebataba, así por las buenas. Recuerdo la tarde que se presentó a las puertas del sindicato de la CNT- AIT de Chiclana, joven y vital, hablador y comunicativo como él solo y curiosamente sin habernos visto jamás, nos trató como si nos conociera de toda la vida. Llegaba el momento en que ante nosotr@s, sin saberlo, esa especie de amigo invisible que, nos veía y bebía de nuestras ideas, acciones y filosofía libertaria debía tomar forma y realidad. No vino con la mente desnuda, Rafael ya venía embriagado de las ideas anarquistas. Bakunin, Kropotkin por un lado, Durruti y Mera, por otro. Rafael era luchador nato, como decimos entre la militancia que estuvimos más cerca de él, de los imprescindibles. Se nos ha ido, uno de los nuestros, y entre nosotr@s queda su ejemplo. Que la tierra te sea leve compañero, tú que cómo nadie te llevas el honor de haber sido de la estirpe de hombres y mujeres libres.

El Miliciano. CNT-AIT Chiclana

Reproducimos el texto que se subió a las redes escrito por nuestro compañero Benito


Compañeros, acabo de enterarme de algo terrible, algo que me cuesta creer, Rafael Estévez, nuestro compañero Rafa ha muerto víctima del coronavirus, por muy duro que suene esa es la triste realidad, hace pocos días estuve hablando con él, bromeando sobre este maldito virus, nunca podía imaginar este trágico final, pensaba que debido a su juventud y actitud jovial y entusiasta y su aspecto pleno de salud me hizo creer erróneamente que superaría esta infección con facilidad, pero no, no ha podido ser, el destino no ha querido que Rafael siguiera con nosotros, nos lo ha arrebatado por muy injusto e increíble que nos parezca. 

Muchos de vosotros lo conoceréis por su actividad de militante anarquista, hace unos años estuvo viviendo y militando en la CNT de Chiclana, posteriormente por cuestiones laborales y personales volvió a la Rinconada con sus padres a los que tanto quería, de los que siempre nos hablaba con admiración y respeto. Estuvo durante un tiempo militando en la CNT de Camas, por algunas diferencias internas se alejó un poco de la CNT, aunque nunca dejó su militancia anarquista, dedicándose a la impresión y distribución de libros de las ideas libertarias, estuvo hace un par de años con sus libros en las Jornadas del Libro Anarquista de Cádiz. 

Mientras imprimía sus libros también hacía una importante labor de investigación histórica sobre la CNT y el movimiento libertario de su pueblo la Rinconada, fruto de esta investigación ha sido la reciente publicación y presentación de su libro Comunismo Libertario en la Rinconada. Teníamos previsto que viniera a Cádiz el próximo 11 de abril a presentar su libro en en el local de la CNT-AIT, que fue cancelado como todos los actos previstos, por motivos de la cuarentena del coronavirus. También hay que mencionar su gran labor en las plataformas anti-desahucios, todo aquel que lo conocía sabe de lo que hablo, Rafael no solamente era un hombre de ideas, sino que también era un activista inagotable. Recuerdo cuando asistió al X Congreso de la CNT junto con otros compañeros y compañeras de la CNT de Camas a los que no dejaron participar con argucias burocráticas, recuerdo cuando él, junto a otros compañeros colocaron una pancarta con el círculo con la A de anarquía boca abajo, como protesta contra la vil traición que se estaba consumando contra el anarcosindicalismo y la CNT, en ese momento la mayor parte de los delegados se levantaron cantando el himno a las barricadas, fue algo emotivo y triste al mismo tiempo. Rafael era un compañero auténtico, siempre se podía contar con él y por muy precaria que fuese su situación económica siempre mostraba su solidaridad con todo el que lo necesitase. 

Se puede decir con certeza que era uno de los imprescindibles, de esos que luchan toda la vida. Mis condolencias y todo mi apoyo a su familia con la que comparto su dolor en estos momentos tan tristes, un abrazo a su compañera Lilla, con la que formaban una pareja magnífica y con la que era tan feliz. Ahora solo podemos lamentar su muerte, pero creo que le debemos un merecido homenaje, aunque el mejor homenaje que podemos hacerle es seguir la lucha, que es lo que él haría, y no rendirse jamás.

Que la tierra te sea leve compañero. !Viva la Anarquía!

Benito Vázquez

Ya puedes leer el periódico "Fragua Social", Nº 13



A pesar de las medidas de confinamiento, la Confederación Regional del Trabajo de Levante de la CNT-AIT no va a parar su actividad. Pese a la situación de paralización del país, los sindicatos adheridos a la regional de Levante, vamos a seguir en la medida de nuestras posibilidades apuntalando la labor de la militancia confederal, nuestra organización sindical, y nuestra prensa, justamente en el momento en el que el Gobierno saca al ejército a las calles y apuesta por unas medidas económicas en defensa del capitalismo y unas política fundadas en el abuso y en el militarismo.

Vista la situación que se avecinaba, las compañeras y compañeros del equipo de redacción y administración del periódico Fragua Social se adelantaron para hacer el envío por correo de nuestra prensa, que la podrán recoger los sindicatos si se animan a ello. La imposibilidad de sacar a la calle nuestro periódico se hace mucho más difícil, si no imposible en estos momentos.

Debido a esto, ponemos a disposición en formato digital el último número de nuestro periódico Fragua Social, que se podrá descargar en la página web de la Regional de Levante, al mismo tiempo que publicamos la editorial del mismo.

Que la prensa libertaria y anarcosindicalista sea el engrudo con el que construyamos las organizaciones del movimiento libertario, frente a la crisis en todos los sentidos que atraviesa el capitalismo y el Estado. Contra la cultura autoritaria, la cultura y los valores del anarquismo.

A consecuencia de las restricciones por el estado de alarma, a causa del coronavirus, que ha casi paralizado el país y confinado a la gente en sus casas, nos está resultando difícil, por no decir imposible, distribuir el Fragua Social 13.

Para leer: