miércoles, 18 de julio de 2018

martes, 17 de julio de 2018

I Conferencia Anarcosindicalista en Bangladesh


La Federación anarcosindicalista de Bangladesh (BASF), organizó una conferencia a principios de julio de 2018, en la que se invitó a la Secretaria General de la Asociación Internacional de los Trabajadores (AIT).
 
Hace unos meses, se formó la primera organización anarcosindicalista en Bangladesh, la Federación anarcosindicalista de Bangladesh (BASF). Les compañeres quisieran construir una organización nacional, con sindicatos en varias industrias. Por ahora, su base está en la región de Sylhet, donde algunos activistas organizan con las trabajadoras de las plantaciones de té durante muchos años. Esto significa que es, al menos por ahora, una de las pocas organizaciones anarcosindicalistas cuya base potencial son las trabajadoras agrícolas, en lugar de emplearse en otras áreas de producción o servicios. Sin embargo, la organización no planea limitarse de tal manera y está explorando otras áreas donde pueden organizarse.

La BASF organizó una conferencia a principios de julio de 2018, en la que se invitó a la Secretaria General de la AIT. Cerca de 60 personas asistieron. La mayoría de ellos eran mujeres que trabajan en los jardines del té, pero también vinieron otros: personas que trabajan en la industria de la confección o almacenes, producen vehículos o trabajan en el procesamiento de alimentos.

Las trabajadoras de los jardines del té se enfrentan a una explotación extrema, ganando alrededor de 1 USD por día durante interminables horas de duro trabajo en el calor opresivo. Por lo general, trabajan todos los días y necesitan hacer esto para sobrevivir, por lo que fue realmente una gran cosa que tantas mujeres asistieran a la conferencia.

Como oradora principal de la conferencia, quería acercar las ideas del anarcosindicalismo a su hogar. Hablamos sobre la naturaleza de la explotación y el capitalismo y la necesidad de deshacernos de él para comenzar a construir una sociedad igualitaria, pero también hablamos de más problemas de pan y mantequilla y organizamos una resistencia efectiva contra los propietarios de las plantaciones. También hablamos sobre cómo se puede utilizar la solidaridad internacional, por ejemplo, presionando a los propietarios para que mejoren las condiciones. Tal solidaridad realmente tuvo algunos efectos concretos en Bangladesh en el pasado, en relación con las condiciones de los trabajadores de la confección. Aún así, la situación no es aceptable y nunca será aceptable hasta que se elimine la miseria de la esclavitud asalariada, impuesta a las personas a través de la propiedad privada.

No es necesario convencer a la gente de que la situación en la que viven es muy injusta o que si se deshacen de los patrones y dirigen las cosas ellos mismos, su propia situación sería mucho mejor. En comunidades agrícolas tan cercanas, donde la gente vive y trabaja junta durante décadas, existe un gran sentido de unidad y solidaridad. Esta gente saben que es su trabajo que produce toda la riqueza en el área, algo que desafortunadamente no pueden disfrutar.

La recepción fue buena. Otro compañero habló y amplió en los asuntos.

En Bangladesh, aunque no existe una verdadera tradición anarquista, existía una fuerte tradición comunista, una que muchos todavía se adhieren. Dado que algunas de las personas que asistieron solían ser comunistas y esas personas aún intentan agitarse en el área, los compañeros pensaron que sería una buena idea referirse a las diferencias entre estas ideas y tal vez contar un poco sobre la historia. Con mi experiencia personal en la Unión Soviética y el Bloque del Este, podría decir un poco no solo sobre la historia de la revolución traicionada, sino sobre cómo el poder corrompe y cómo se desarrolló el "comunismo". Les trabajadores no se sorprendieron al saber cuántas de la elite pseudo-comunista de ayer se convirtieron en barones de la privatización, oligarcas y magnates de los negocios.

Después de la conferencia general, hubo aún más discusiones con camaradas que quieren construir la organización y quisieron discutir varios temas.
Les compañeres dijeron que en general estaban contentos con el evento y que la próxima vez pensarán en organizar algo más grande, con más personas y tal vez más conferencistas.

¡Me gustaría agradecer a les compañeres por la organización del evento y la cálida hospitalidad! Más importante aún, en nombre de muches compañeres de la AIT, les deseamos suerte para la construcción de un movimiento anarcosindicalista en su región.

Laure Akai
Secretaria general, AIT
Asociación Internacional de los Trabajadores

El amianto en la Marina de Guerra española



En la década de los 70, España estaba a la cabeza del mundo en construcción naval. Fueron decenas de miles los trabajadores empleados en Astilleros. Los más grandes se situaban estratégicamente en Ferrol, Cádiz y Cartagena; los dos primeros, eran de construcción civil y militar, y el de Cartagena, casi exclusivamente militar.

En Cartagena, como industrias contaminantes de amianto, hay que sumar el importante sector petroquímico.

Años de exposición: una magnitud equivocada
Entré a trabajar en el astillero de la empresa Bazán, como electricista, en el año 1970, con 18 años. En la década de los 70, la carga de trabajo en Cartagena, era enorme. Corbetas para Portugal, Marruecos, y Egipto, remodelación de la 21 escuadrilla, submarinos del tipo Daphne Series 60 y 70, corbetas del tipo Descubierta, reparaciones de la 31 escuadrilla, y de submarinos cedidos por EEUU.

La mayoría de trabajadores hacían jornadas de 12 horas diarias, de lunes a viernes, y los sábados, 4 horas. Se hacían al menos 2 noches al mes. Entrabas a las 7 de la mañana, un lunes, y salías el martes a las 7 de la tarde; esto hacían 36 horas seguidas respirando amianto.

En ese mismo año, a La Manga (Murcia) llegaban los viernes por la noche, vuelos chárter desde Inglaterra, y regresaban el domingo por la tarde. La jornada de estos trabajadores británicos era de 40 horas semanales; esto se conocía como la “semana inglesa”. Una aspiración, que tardaríamos años en alcanzar.

Así que cuando los expertos hablan de una de las variables para el desarrollo de las patologías por asbesto, como son los “años de exposición”, tendrían que tener en cuenta que en el sector naval, “un año de exposición” de un español, equivaldría, en “horas respirando amianto”, a dos años de un británico.

Realmente no se “trabajaban” las 12 horas diarias, ni toda la noche completa, era de trabajo “efectivo”, pero durante todas esas horas, de día y de noche, despiertos o durmiendo, estaban continuamente respirando amianto, porque no salían del barco. Era una forma de alineación y de dominación, muy estudiada por el franquismo. Fútbol, toros, y horas extra.

Amianto nuevo y amianto viejo, doble contaminación

En los años 70, Reino Unido, Francia, etc., ya tenían su propia industria naval; nosotros la combinábamos con los barcos cedidos por los EEUU. Trabajar en la construcción de un buque nuevo, supone trabajar con amianto nuevo, menos friable.

En cambio, en la modernización de la 21 escuadrilla, destructores clase Lepanto, y otros, construidos en plena Segunda Guerra Mundial, obligaba a trabajar con amianto viejo, de más de 30 años, requemado, que era arrancado de cualquier manera, con sierras, cuchillos, y picoletas, que se desmenuzaba y disgregaba, hasta parecer que estaba nevando.

Las maquinas, y las calderas, convertidas en un infierno de amianto, eran ratoneras de muerte. Ese polvo pasaba a herramientas y a cualquier pieza que lleváramos a los talleres.

La ropa de trabajo, llena de polvo de amianto, la sacudíamos en los vestuarios, contaminando todo el local. También hemos llevado la muerte a nuestras casas. Este amianto ya instalado en buques de EEUU, no consta como amianto importado, pero cada buque llevaba entre 15 y 25 toneladas de amianto, tipo amosita. Hemos respirado el amianto viejo, y luego el nuevo. El doble en exposición y el doble en fibras de amianto.

¿Ha fumado? ¿Dónde hizo la "mili"?

Durante décadas, miles de jóvenes han hecho "la mili" en barcos repletos de amianto; el peligro aumentaba, cuando, en esa época de "mili", ha coincidido con reparaciones o grandes carenas.

Ellos estaban con nosotros, respirando el mismo aire mortal. Eran principalmente catalanes y valencianos. Cuando, en estas regiones, vean a un hombre de más de 60 años, con mesotelioma, o con cáncer pulmonar, al que no se le conozca trabajo de exposición, o que nunca ha fumado, y no encuentren explicación a su etiología, pregunten donde hizo "la mili".

No solo amianto, pulmones atacados por múltiples agentes, en los astilleros

En construcción naval, no solamente hemos estado expuestos al amianto, sino que también a otros cancerígenos: Humos de soldadura de hierro, de aluminio, oxicorte, galvanizados, niquelados, vapores de pintura, colas y pegamentos, tetracloruro, tricloroetileno, ácidos nítrico, sulfúrico, amoniaco, saf sol (limpiador y desengrasante), etc.

La continua agresión a los pulmones, de estos carcinógenos, es una de las causas, de más canceres pulmonares, en astilleros, que en fibrocemento.

Por ejemplo, en Cerdanyola, con exposición exclusiva al amianto, la ratio es 1 meso /1ca, mientras que en astilleros es de 1meso/4-7 cánceres pulmonares. Como hay aproximadamente los mismos fumadores en fibrocemento, que en astilleros, esto demuestra la mayor sinergia de gases tóxicos, desencadenantes de canceres pulmonares en esta última actividad laboral.

Cartagena supera, en muertes de hombres por mesoteliomas, a Cádiz y a Ferrol, y en mujeres, supera a la suma de ambas. Esto nunca ha preocupado al equipo de neumología, que no encuentran relación de los mesoteliomas femeninos con el amianto. Ningún caso ha llegado a los Tribunales.

La empresa jamás nos dio equipos de protección, ni nos avisó del peligro.

Cartagena tiene hoy día el mayor número de muertes por mesoteliomas de España, con relación a su población. Curiosamente, somos donde menos muertes por amianto se reconocen judicialmente. Los culpables de esta situación, viven en Cartagena, como gente honorable. Espero que algún día, más pronto que tarde, se llegue a desentrañar la conspiración de silencio de nuestra torturada ciudad. Nadie comprenderá cómo se ha llegado a soportar tanta infamia.

Ricardo Torregrosa Marín es presidente de APENA
Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php...

sábado, 14 de julio de 2018

Tal día como hoy

 

El flirteo de Suecia con los supremacistas neonazis y la extrema derecha

La idilica Suecia siempre se ha aparecido en el imaginario popular internacional como la nación amable y rica a la que todo el mundo quiere parecerse. Desde fuera se ve al país sueco como un estado del bienestar extenso en servicios, subsidios y ayudas a todos sus ciudadanos. Vivir en Suecia, siempre lo hemos creído, es vivir muy bien... Pero, quizás los suecos no están de acuerdo.

¿Qué pasa? Que Suecia acude a las urnas el próximo mes de septiembre. Se antojan unos comicios cruciales: el partido socialdemócrata sueco, muñidor del celebrado modelo sueco que ha monopolizado el poder durante prácticamente un siglo, está bajo mínimos. Las últimas encuestas no le dan más de un 24% de los votos en septiembre, una cifra que, de consumarse, representaría su porcentaje de apoyo más bajo desde 1911. Seguiría siendo el partido más votado, eso sí.

La formación ya sufrió un importante varapalo en las elecciones de 2010, pero se mantuvo en las de 2014, recuperando el gobierno. Su par en la oposición, el Partido Moderado, también se asomaría a una dramática crisis electoral. 
 
 
La Ultraderecha nítidamente neonazi y filofascista: los Demócratas Suecos

¿Quién gana? La razón del declive de ambos hay que encontrarla en el fulgurante ascenso de los Demócratas Suecos, formación populista y de extrema derecha que ha sustentado su crecimiento electoral en una dura retórica anti-inmigración. Podrían obtener el 20% de los votos a la vuelta de verano, volando por los aires el tradicional equilibrio político sueco y abocando al país a una inédita situación de ingobernabilidad dado que nadie querría pactar con ellos. Situación tan familiar, que nos recuerda a Italia ¿verdad?

¿Por qué? La proyección de los Demócratas Suecos evoca tantas otras ya consumadas en Europa occidental. Sus orígenes son nítidamente neonazis y filofascistas, pese a que su líder, un joven nacional muy carismático llamado Jimmie Åkesson, ha suavizado la imagen del partido (sustituyendo una antorcha, ejem, por una flor). El verdadero despunte de la formación se produjo hace tres años, en plena crisis de refugiados europea. Suecia acogió generosamente a más de 160.000 aquel año.

En un país de 10 millones de habitantes, los más de 300.000 inmigrantes y refugiados recibidos en apenas cuatro años han resultado ser una cuestión crucial para muchos electores, especialmente en plena oleada de crímenes violentos e inseguridad.

La dinámica. El empuje de los Demócratas Suecos obligó al gobierno socialdemócrata a imponer restricciones más estrictas a los migrantes de origen no comunitario. La crisis de refugiados es sólo el catalizador de un mayor descontento: gran parte de la población sueca desea revisar el contrato social que aupó al país a la cima moral del mundo durante el siglo XX, descontentos por un sistema impositivo elevadísimo y por servicios sociales cada día más deficientes.

La estricta política contracíclica del gobierno (ahorrar en tiempos de bonanza, gastar en periodos de crisis) ha provocado el cierre de hospitales y el letargo de la asistencia sanitaria, entre otras cuestiones, lo que sumado al altísimo flujo de migrantes ha gestado el ascenso de la extrema derecha. De ahí que las elecciones resulten claves: en parte, son una enmienda a la Suecia amable, idílica y generosa que el mundo creía conocer hasta ahora.

Los nazis sin complejos:
El Movimiento de Resistencia Nórdica
El Movimiento de Resistencia Nórdica busca crear una república nórdica, compuesta por los países de Suecia, Noruega, Dinamarca, Finlandia e Islandia, y quiere expulsar a todos los ciudadanos que no tienen una "herencia étnica del norte de Europa".
 
 
El partido es abiertamente antisemita y declara en su programa de partido que quiere "retomar el poder de la elite sionista mundial que ocupaba económica y militarmente a la mayoría de nuestro mundo". También son francos negadores del Holocausto .

El raro clima político que atraviesa el país cristalizó la pasada semana en Almedalsveckan, la semana dedicada al contacto entre las formaciones políticas y los ciudadanos de a pie en la isla de Gotland. Por primera vez en su historia, las autoridades locales permitieron el desfile y la participación de un grupo abiertamente nazi y supremacista, el Movimiento de Resistencia Nórdico. De estética paramilitar, el partido reivindica una suerte de idílica unión nórdica que suprima los elementos no escandinavos de la sociedad sueca, es decir: los inmigrantes.

Pese a la indignación de otros colectivos y de parte de la ciudadanía, su participación sirvió para simbolizar el incierto futuro al que se encamina Suecia. Y cuyo devenir descubriremos en septiembre.

 

Ya es "Oficial": La Junta de Andalucía reconoce el uso de tarjetas a cargo del erario público en un prostíbulo


Mientras que la Unión Europea certifica que Andalucía tiene el peor gobierno de España, ya  que Bruselas señala Andalucía como la región más corrupta del estado español, y vemos como esto es un suma y sigue, ahora, la guinda del pastel: La Junta de Andalucía reconoce el uso de tarjetas a cargo del erario público en un prostíbulo.
 
“Lo ocurrido es deleznable, lamentable”, enfatizó el consejero de Empleo refieriéndose al pago con una tarjeta de una fundación pública en un prostíbulo en 2010.

Hasta ahora, el Gobierno andaluz (PSOE) había defendido que no hubo pago con dinero público en un prostíbulo de Sevilla en la juerga que altos cargos de Empleo celebraron en marzo de 2010. Supuestamente se pagó esa noche con la tarjeta Mastercard que el directivo de la Fundación de Empleo Faffe, Fernando Villén, tenía para gastos, pero al día siguiente acudió y pagó de su bolsillo esos 14.737 euros.

Ya no. El consejero de Empleo, Javier Carnero, que se enfrenta a una incómoda situación por cómo han gestionado este escándalo, informó en la comisión de Empleo del Parlamento andaluz de que el gabinete jurídico de la Junta de Andalucía depositó en los juzgados, tal y como requirió la instructora, el extracto de los gastos de esa tarjeta el pasado 1 de junio y solicitó la ampliación de diligencias ante indicios de un posible delito de malversación y/o apropiación indebida. La Junta, que es acusación particular en la causa abierta contra la fundación de Empleo, solicitó además que se tome una nueva declaración al investigado Fernando Villén.

¿Servicio doméstico o esclavitud doméstica?


El servicio doméstico ni siquiera figura en el régimen general de la Seguridad Social. La precariedad, la invisibilización y discriminación, es la cruda realidad de las trabajadoras de empleo doméstico y cuidado de personas en España. Una trabajadora de hogar no tiene siquiera derecho a desempleo, mientras que en el régimen general, un trabajador en paro sigue cotizando. Esto hace que sus pensiones sean, prácticamente, las más bajas del sistema.

El sector del empleo doméstico ocupa a 637.700 personas en el estado español, donde casi la totalidad son mujeres –concretamente el 96% del colectivo- de las que sólo 420.288 están dadas de alta. Además, es un gremio con una fuerte presencia migrante, ya que el 42% de estas trabajadoras tiene nacionalidad extranjera.

España es el país europeo con mayor número de empleadas domésticas (28,6% del total de empleo del sector en toda Europa), el empleo doméstico y el cuidado de personas es uno de los trabajos más maltratados en cuanto a remuneración, condiciones y derechos laborales básicos, ya que sus asalariadas no están inscritas en el régimen general de trabajadores de la Seguridad Social, con su consiguiente condena a la vulnerabilidad jurídica y social.

Trabajadoras, que día tras día trabajan hasta la extenuación limpiando casas o cuidando de niños, ancianos o discapacitados, se encuentran inscritas en un régimen específico de cotización a la Seguridad Social – el denominado Sistema Especial de Empleadas de Hogar- donde no se les reconoce, por ejemplo, el derecho a una prestación por desempleo. Además, su salario medio a fecha de 2018 es de 858,55 euros brutos mensuales por 40 horas semanales que, como denuncian los sindicatos, en la mayoría de las ocasiones suman muchas más. Pero la situación empeora para las 260.300 empleadas del sector cuyo sueldo apenas supera los 343 euros brutos mensuales.

El Real Decreto 1620/2011 debería regular la relación laboral del servicio del hogar familiar, y recoge la obligatoriedad de contratos escritos, descansos reglados de 12 horas entre jornadas o el respeto a la intimidad, al mismo tiempo que deja fuera el derecho a una prestación por desempleo. 
 
La realidad es muy distinta. El 72% de las empleadas internas tiene una jornada de trabajo superior a 60 horas semanales, al mismo tiempo que no existe legislación alguna sobre pautas de actuación respecto a accidentes laborales. No existe la readmisión tras una baja por enfermedad o, incluso, por maternidad. Otro dato a tener en cuenta, es que el 30% de las trabajadoras de hogar y cuidadoras españolas "trabajan en negro".
 
En el año 2012, el Partido Popular aprobó el Real Decreto-Ley 29/2012 por el que se procedería, en la teoría, a un período transitorio de equiparación progresiva de estas trabajadoras al régimen general de la Seguridad Social, cuyo plazo de adaptación finaliza en diciembre de este mismo año, un lapso que debería haber sido suficiente para que empleadas y empleadores se adaptasen al nuevo régimen.

Pero lejos estuvo de ser cierto. Durante seis años no se ha tomado ninguna medida para lograrlo y, finalmente, la equiparación en materia de cotización por salarios reales y en materia de cobertura de acción respecto al resto de sectores continúa como una realidad inmaterial. No se organizó –como se prometió- un grupo tripartito de expertos para organizar dicha equiparación; no se procedió al progresivo establecimiento de la protección por desempleo para estas trabajadoras; y tampoco se aplicó la normativa de riesgos laborales.
 
Para empeorar más aún, la enmienda 6777 presentada por el Grupo Parlamentario Popular al Proyecto de Presupuestos Generales del Estado  –apoyada por Ciudadanos, PNV, Coalición Canaria, Nueva Canarias, Foro Asturias y Unión del Pueblo Navarro– y acatada por el PSOE retrasará de forma irreversible el proyecto de equiparación hasta el año 2024, alejando aún más la posibilidad de una legislación justa para un sector que ya de por sí lleva muchos años con leyes que reconocen menos derechos que en cualquier otro colectivo.
 
Reivindicaciones del colectivo

Estas trabajadoras exigen la derogación de la enmienda 6777 por parte del Gobierno de Pedro Sánchez (PSOE) en los próximos Presupuestos Generales y proponen una alternativa totalmente viable frente a la “imposibilidad de que en 2019 se dé la cotización efectiva por salarios reales respecto al resto de sectores. Esta opción consistiría en que los ocho tramos de cotización estipulados en el Régimen Especial de Empleadas de Hogar se amplíen, dando lugar a tramos más pequeños, ya que el problema actual reside especialmente en el caso de las empleadas que trabajan muchas horas. Si una trabajadora está cobrando 1.300 euros y su base de cotización ahora mismo es de 896 euros y coge la baja, la Seguridad Social le va a dar un porcentaje de su base de cotización, lo que supone, de entrada, perder 400 euros.

Asimismo, sería necesario legislar para que la cobertura de acción de estas empleadas sea igual a la del resto de trabajadores. Una trabajadora de hogar no tienen si quiera derecho a desempleo, mientras que en el régimen general, un trabajador en paro sigue cotizando. Esto hace que sus pensiones sean, prácticamente, las más bajas del sistema.

¿Qué supone no figurar en el régimen general de la Seguridad Social?

El Régimen Especial de Empleadas de Hogar supone fuertes desigualdades respecto al resto de colectivos, y, aun así, cerca de un tercio del gremio ni si quiera está dada de alta.

El hecho de que por figurar tan sólo en el régimen específico no tienen derecho a una prestación por desempleo independientemente de los años que lleven trabajando en un mismo puesto; no tienen acceso a la ley de riesgos laborales; y pueden despedirlas inmediatamente, sin preavisos y sin indemnizaciones. Muchas de las trabajadoras internas que sufren y viven el caso de cuando la persona a la que cuidaban ha fallecido,  se quedan en la calle, sin un solo euro y, en muchos casos, sin vivienda, ya que residían en la casa en la que trabajaban.

Asimismo, una gran cantidad de empleadas no pueden pedirse un solo día de asuntos propios o no pueden quedarse en casa por enfermedad ya que, a muchas las amenazan con despedirlas si no acuden un día al trabajo. Además, es muy habitual el despido por embarazo, en cuyo caso no hay obligación de readmisión, algo que sí existe en el resto de sectores.

Dicho régimen excluye también la posibilidad de cotización real en función de sus salarios, con la consiguiente negación del derecho a tener una jubilación digna; y muchas de ellas, especialmente las que no disponen de contrato, carecen de tiempos de trabajo reglados, no tienen derecho a vacaciones y pueden llegar a sufrir reducciones en especie de hasta el 40% del salario.

Pero más allá de figurar o no en el régimen general, la situación de las trabajadoras es especialmente delicado por los diversos casos de no cumplimiento del contrato o por los casos de maltrato psíquico que puedan llegar a sufrir, en cuyo caso la Inspección de Trabajo no hace absolutamente nada para evitarlos.

En esta línea, las circunstancias laborales son especialmente difíciles para las asalariadas migrantes, donde son más acusados los casos de trabajo en negro o de vulneración de derechos. Además, debido a la Ley de Extranjería, muchas pasan tres años de media trabajando en uno o varios hogares antes de conseguir papeles.

viernes, 13 de julio de 2018

Intuir los caminos del Anarcosindicalismo ¡Luces, horizontes de bohemia!


Resulta que ser revolucionario es pasar por las estrecheces de lugar, si conservamos el derecho a ser ‘lo que sea’, aun cuando poco de lo que se hace sirve para evolucionar sensatamente. Necesitamos los libertarios saber tejer luchas que nos permitan salir de las políticas del capitalismo, siempre enredando desde el poder de estado. Qué vergüenza para los revolucionarios que desean acabar con las formas anti anarcosindicalistas, dejando los principios éticos de las libertades que nos toca defender, por mucho que se oponga la reacción que sólo busca poder; consiguiendo entretenernos, ensombreciendo los climas apolíticos, puesto que ‘la política burguesa’ siempre merecerá nuestra desestimación. Podría ser en estos momentos revolucionarios, pero me quedo en unas cuantas apreciaciones estimables.

La palabra ‘revolución’ tiene niveles preocupantes: ¡Pocos son los que presienten inmaculados, expresando la revolución futura! Sin embargo, abundan los engreídos. Y cabe diferenciar unas cuantas conductas, cuando interpretan las rebeldías, como si ello fuese el derecho defendible, porque entre las palabras sabias está el truco que desempeña toda clase de futuros. Archivar en la mente la idea de vivir socialmente de otra forma, no es más que un ideal quimérico. Todos los brotes revolucionarios fueron la obligación de extremos sociales por la supervivencia. Y viene siendo verdad que, junto al capitalismo, nacieron los intereses de toda política de Estado, con sus dioses tremebundos.

Siendo necesario desentrañar la trifulca que nos despierta una situación semejante, ante el clima social que nos entretiene y ocupa. Revolución y Anarcosindicalismo, son sinónimos inevitables de libertad. Otra cosa es hacer uso de la revolución, sin que, al imaginarla, especifiquemos el contenido de los valores incursos en la propia rebeldía de la revolución. Y todas las revoluciones fueron preparadas para ganar progreso, aunque las luchas dejaron capítulos extensos, para poder ser representados, la humanidad y su cultura libertaria. No queda fuera de lugar desentrañar estas opiniones, mas sabiendo que gusta hablar y escribir, sobre todo de tanto como oprime, dificulta, enreda, margina, separa y daña la dignidad de los seres humanos. Qué triste pensar que no hay resultados de favor cuando todas las ideologías valen tanto, como precio se le concede, desde el momento en que “todo tiene niveles altos de prestigio, según la cuenta corriente que certifica la toma de decisiones”.

Tomaré como ejemplo lo que sucede sobre los que se denominan de la misma Clase Social, Trabajadores: ¡Qué vergüenza! ¡Cuánta miseria! ¡Cómo surgen los vicios desde la política de Estado! ¡Cómo se destruyen los valores éticos desde los colectivos que diseñan la lucha por el poder! ¿Dónde está el ejemplo sociable? ¿De qué sirve hablar de revolución, cuando la obediencia crea los sicarios, diplomados -por cierto- en los parlamentos políticos? ¡Vaya! ¿Será que no entendemos lo que es diseñar y determinar la Revolución?

Hablemos de intereses obreros. Un poco sí, porque se disuelve en las corrientes más exacerbadas, la idea que nos podría sacar del lodo pestilente y de los tugurios concretos. Vivimos uno de los fenómenos sociales, sin dejarnos dominar por quienes van de progres. Sí, de los que seriamente van de la mano con la duda y la intrigante cuestión de quienes protagonizan divergencias estructurales, por el sólo hecho de pretender politizar una Organización Anarco sindical ‘centenaria’, a sabiendas de que sin la más mínima posibilidad de éxito posible. Téngase en cuenta aquí lo de ser revolucionarios, o quedar como que es imposible salir de las redes arañescas, que sólo sirven para quedar atrapados, porque son la trampa de las habilidades políticas, tan conocidas. No es posible entender que las teorías sirvan para el truco de los engaños sociales. Vaya por delante esta crítica para quienes aventuran dejar de ser, lo que vinieron defendiendo varias décadas, el anarcosindicalismo, desde su nacimiento en 1910. Pero en 2018 podemos decir que se cansaron de fingir ser anarcosindicalistas.


Y es donde encontramos las traiciones, por mucho que vengan a defender, parapetados en el confederal, comportamientos sensatos de la CNT-AIT. Todos ellos juntos hacen posible una escisión interna, a pesar de que saben que no es posible reinventar nueva dialéctica en el comportamiento de los que ni son revolucionarios, ni tienen posibilidad de terminar con el Anarcosindicalismo, ni van a salirse por la costumbre tangencial a la que nos intentan acostumbrar. ¡Los revolucionarios no se valen de la escisión, pues certifican los estilos, con resultado de traición, “a lo que deben enfrentarse”! Y no será suficiente que roben, que falsifiquen acuerdos, que tiren la piedra y escondan la mano, que dominen tener el control de las finanzas, a sabiendas de que los valores patrimoniales y la contabilidad pecuniaria, son únicamente el principio que sólo debe defender la “militancia, jamás la secretaría de los comités nacionales; como tampoco podrán acabar con las múltiples provocaciones, por las que se aferran, pensando en que, si hay que llegar a los asuntos judiciales, que no vayan a creer que se llevarán el gato a sus ambiciones personales. Precisamente porque el dilema estriba en soltar las ideas revolucionarias o rebeldías que requiera el momento. ¡Las teorías deben demostrar su razón, su sensatez, su grandeza y disfrute de las luchas contra los verdaderos enemigos de siempre!

Si fuimos capaces de luchar contra la dictadura, ¿qué sucede ahora que podemos demostrar que somos los que hicimos posible la CNT-AIT? Pues bien, tenemos suficiente sensatez para despejar dudas en toda conducta sobre aquellos que van de anarquistas, pero se reservan el derecho a encubrir las traiciones, aunque nunca fueron exitosas por sus tácticas. La Organización anarcosindical no necesita vender sus actos tremendistas a los sistemas del poder político. Mucho menos mendigar el falso placer de comprar y venderse a sí mismo. Los revolucionarios no necesitan dinero para hacer la revolución, pues de lo que se trata es de descomponer semejante poder.

Siempre fue verdad que los inventores suelen quemar toda la química que sirve para despejar los sueños del ser humano. Y en nuestro estado de ánimo van quedando las cenizas turbias, desde el momento en que se frustran los sentimientos, por algo que no debe ser, pero que, bien enredan hasta el fracaso, cuando de comprar y vender conductas, para indignación de cuantos no desean caminar por los mismos derroteros crispantes. ¿Dónde está la honradez cuando se lucha por una sociedad libre, pero no son capaces de respetar las formas consensuadas del anarcosindicalismo centenario? Pero claro, ya se encarga el capitalismo en la defensa de “tanto tienes tanto vales”. El capitalismo suele generar todos los vicios; más, cuando adiestra desde los intereses, que suelen ser, como armas letales, la provocación, el robo, el vandalismo y los fines concretos que destruyen hasta generar nuevas violencias, por la defensa propia. ¡Qué vergüenza nace desde la desidia! No obstante, seguiremos abonando las ideas que nos reconducen, sin los deformados sentimientos, a que no se pierdan las costumbres revolucionarias, por muchas trabas que surjan por los caminos que nos quedan por andar. Todos sabemos que el anarcosindicalismo es una alternativa que propone el Anarquismo. Pero no para deformar los Principios y Finalidades, sino para que sepamos luchar convencidos de que es posible otra Sociedad, sin víctimas del capitalismo.

Ahí están los falsos ideólogos del sindicalismo, señalando como dato relevante algunos casos, vividores del compendio de escisiones evidentes de la historia Obrera, sin más causa que vivir del espectáculo desintegrador del capitalismo: UGT, CCOO, CGT y otros de igual conducta social. ¡Qué vergüenza tener que valorar a los que viven del poderoso dinero! Aunque no será nunca excesivo hacer crítica de ellos, porque son los que alimentan y mantienen el poder de Estado. Momento que permite dar relieve, con valor elevado, sabiendo que las luchas, nunca son exitosas, si desde el dinero, o capitalismo se depende. En las Tácticas está la clave exitosa de toda lucha revolucionaria. Todos tenemos buenas razones para defender, en algunas ocasiones, ‘lo indefendible’. Pero no guarda secreto alguno que vayamos por la sociedad dando la nota de ser algo más de lo que en realidad tenemos o somos. No es de cuidado que tengamos que defendernos de nosotros mismos cuando la experiencia permite demostrar que ‘la inteligencia’, vista desde la triste miseria, no es lo mismo que aplicarla a los poderes del enfermo capitalismo. Y nos vienen unos señores a innovar, no se sabe para qué, pero toman el poder en nombre de la revolución, siendo únicamente capaces de subsistir con la usurpación de bienes y privilegiada comodidad.




La evolución humana pasa por los intereses del capitalismo; mientras tanto, otros exponemos la aventura de no entrar al juego de las políticas dominadoras porque monopolizan, haciendo suyos los privilegios de los ciudadanos. Y analizando, con cierta frialdad, los hechos últimos del ‘anarcosindicalismo’, obliga a despejar gran culpabilidad sobre los protagonismos políticos aplicados a esta Organización. Es importante la huella de los que desean dar un giro a lo que viene siendo desde siempre un deber, una obligación, porque el principio que nos caracteriza está patentado desde 1910, al tiempo que debe corresponderse con las finalidades. Y cabe pensar, desde nuestro rigor más exigente, que la propia historia, que nos mantiene vivos y bien despiertos, no permitirá destruir lo que la Clase Trabajadora demostró ser verdad, seguir los caminos trazados, hasta que los gobiernos de estado entiendan, y comprendan, que no será posible que nos dobleguen, aunque nos corten las piernas.

Momento del que se desprende el mejor de todos los comentarios comentados hasta la fecha: Ni la CGT francesa, ni la CGT española, lograrán transformar el Ideal Anarcosindicalista, en lo que vienen demostrando, por mucho que practiquen políticas de gobiernos de estado, o que practiquen las traiciones políticas, seguidores del poder capitalista. La CGT, en la Península Ibérica, es, y terminará siendo, no más que un nido de pajarillos que nunca sabrán volar fuera de sus acomodadas costumbres del despilfarro con dinero.

Son muchos los ilusionados que van por libre, diciendo que el ciclo de la CNT-AIT ha tocado fondo: ¡Qué equivocados están! Mientras no se lleven a la práctica las rebeldías aprendidas y desarrolladas, no será posible que la ‘rojiamarilla’ CGT pueda conseguir enterrar las siglas CNT-AIT. El proceso, lo saben bien, tendrá sus luchas y su pérdida de tiempo, pero nunca su rendición porque unos señores y señoras -con todo el respeto- intenten llevarse la esencia revolucionaria, por la que debemos seguir dándolo todo. A pesar de que las políticas del capitalismo y las iglesias logren preparar a sus eunucos para que entren en las ilusiones organizadas dentro de la anarcosindical. 

¿El diálogo? ¡Por favor, tránsfugas! No hay nada que debatir si de la Casa Confederal se pretende salir, de la realidad ‘revolucionaria’, por caminos divergentes, como es el caso malversador cegetista. Y valga la siguiente murmuración, siempre libertaria, con el fin de que se entienda que destrozar una Organización Anarquista, como es anarcosindicalizar a la Clase Obrera, pasa a ser, porque no puede contemplarse de otra forma, abrir un horizonte de luchas absurdas, por mucho que se practiquen apariencias, de fines proteccionistas. Ni es una decisión acertada, ni tiene futuro, ni será bien visto por los trabajadores, tampoco es un camino revolucionario. 
Y no es que pretenda ser más revolucionario que Miguel Bakunin, es otra cosa lo que sucede entre conductas que son, cuando otras composturas dejan de ser algo con derecho a respetar. Desde dentro de la anarcosindical, pues es cierto que se puede romper, destrozar, mal formar y hasta borrar del mapa geográfico ibérico, propugnar fines libertarios confederales, anarcosindicalmente hablando: Naturalmente que sí. ¡Pero no será consentido tal monumento al fracaso! Pregúntesele a la Historia cómo fueron iniciadas ‘todas las guerras bélicas’. Pronto veremos que se trata de un puñado muy reducido de enfermos mentales: Primera Guerra Mundial, promovida por el imperio capitalista; Segunda Guerra Mundial, la experiencia de la Primera, recrudece más la masacre. La Guerra Civil española, una sublevación exigua, pero basada en la traición, se pone a la orden de los poderes del capitalismo. Y ahora nos vienen con una escisión, en el comportamiento Orgánico de la Confederación Nacional del Trabajo, arremetiendo con el ‘inri’ de la Primera Internacional; y ¡zas!, sellan su propia guerra de conductas inaceptables fuera de todo principio ético, lejos del clima por el que venimos defendiendo la sensatez y el orgullo que merecen cuantos dieron la vida por este Ideal, y naturalmente seguir los tres Pilares del Anarcosindicalismo, hoy ya universal: Principios, Tácticas y Finalidades. 
Y resulta que la CGT, entre otros malversadores del clima fraterno, que forma parte esencial de todas las soluciones Obreras, pues eso, que diseñan unos Comités Nacionales para la Confederación, CNT-AIT, liderando otro modelo anarcosindicalista, a pesar de que no fueron ratificados ni el IX congreso -en Perlora -Gijón-, ni el X congreso -en Córdoba-, ni el XI congreso -en Zaragoza: Pero las élites jerarquizadas se saltaron, por el arco del triunfo, las formas del centenario Anarcosindicalismo, creando la confusión, difuminando la organicidad de la CNT-AIT, como igualmente sostienen que sólo ellos son la ley y el orden. ¡En el camino y sus curvas encontraremos la última de todas las conclusiones, señores y señoras! (¿las arrimadas, las sorayas, las cospedales, las esperanza aguirres; sin que falten sus iguales, las madueños; los paradelos, los enriques y la hoz. También, cómo no, los que siguen ‘la voz de su amo’: con el patrimonio, el peculio orgánico y, naturalmente, la categoría de liberados: ¡Nada menos que en una Organización Libertaria o Anarquista! (Recuérdese la locura de Hamlet y su grandioso Poder). 
Vengo a señalar con esta crítica que es posible navegar con la condición de “la democracia directa”. La Clase Trabajadora, en 1910, sabía cómo defenderse, ante las represiones constantes, de la ambición de los empresarios: Hoy carece de esta aseveración, tan necesaria para combatir las miserables condiciones de vida laboral. ¡Salud y Anarcosindicalismo!

Intuir los caminos del Anarcosindicalismo ¡Luces, horizontes de bohemia!
Floreal Rodríguez de la Paz. "Orto. revista cultural de Ideas Ácratas"

CNT - Vigo: abierto conflicto con el Ayto de Oia que contrata en fraudfe de ley a Becari@s


CNT-VIGO ABRE UN NUEVO CONFLICTO. EL AYUNTAMIENTO DE OIA CONTRATA EN FRAUDE DE LEY A BECARIOS CON LA COMPLICIDAD DE LA DIPUTACIÓN DE PONTEVEDRA 
 
Todos sabemos que los becarios en la mayor parte de los casos realizan habitualmente funciones que tendrían que realizar trabajadores contratados, teniendo condiciones económicas casi nulas, sin derechos laborales y sin derecho a percibir ayudas de desempleo cuando finalizan sus contratos.

Este es el escandaloso caso del Concello de Oia, en el que al amparo del Plan de Práctica Laboral na Deputación e Concellos da Provincia, un proyecto de becas creado por la Diputación de Pontevedra, se pretende en la mayoría de los casos ofrecer a los ayuntamientos de la provincia técnicos para las distintas areas a coste cero, (ya que paga la beca la Diputación de Pontevedra), cubriendo puestos de trabajo con becarios, siendo no solo un caso de explotación salvaje sino de fraude en la contratación.

El caso de Oia no es el único, ya que CNT-Vigo tiene conocimiento de que esto pasa en otros ayuntamientos como el de A Guardia, y con anterioridad en Baiona, donde 3 becarios denunciaron el caso y fue reconocida su relación laboral como personal laboral y no como becarios. La desfachatez de Carmela Silva Rego, presidenta de la Diputación de Pontevedra, presume año tras ano de la inversión que la Diputación invierte en las bolsas de prácticas, pero se olvida, que gran número de ayuntamientos emplean esta fórmula para encubrir puestos de trabajo; incluso llegando a reconocer que estas bolsas de prácticas permiten a los ayuntamientos tener cubiertas necesidades de personal.

CNT-Vigo no va a parar hasta que a nuestra compañera Merche, “becaria” en este ayuntamiento, se le abone las diferencias salariales y sea reconocida la relación como trabajadora del ayuntamiento de carácter indefinido, la claridad de este caso es palmario, nuestra compañera realizó labores de técnico en el Departamento de Servicios Sociales, en la que creó, desarrolló e implementó proyectos como educadora social, además del seguimiento de tareas y apoyo a familias junto con un sinfín de pruebas, o sea, más claro agua que esto era una relación laboral y no de unas meras prácticas.

La juventud anarcosindicalista y toda la CNT-Vigo va ha seguir utilizando todos los medios del sindicalismo revolucionario hasta que la alcaldesa del PP, Cristina Correa Pombal, acepte lo que es de justicia, por lo que seguiremos concentrándonos y empleando la acción directa como herramienta de lucha.

Os esperamos en la siguiente concentración este viernes día 13 de julio a las 11:30 h., delante del ayuntamiento de Oia en la c/Vista Alegre s/n.

¡BOLSEIRAS DE CNT-VIGO EN LOITA!
¡CONTRA A EXPLOTACIÓN, UNIÓN ACCIÓN E AUTOXESTIÓN!
¡ATA O TRIUNFO TOTAL DA CLASE TRABALLADORA!

jueves, 12 de julio de 2018

Marca España: premio a las empresas del juego


En estos días en los que desde distintos barrios del estado español se está poniendo el foco de denuncia en lo perjudicial de las empresas de juego para la sociedad, un grupo de empresarios decide otorgarle un premio al dueño de una de ellas.

El 5 de julio, el dueño de Luckia, José González Fuentes, fue premiado por la Confederación de Empresarios de A Coruña con el Premio a la Excelencia Empresarial.

Según dicha confederación el premio se le otorga “Por su contribución al progreso económico y social, así como a la creación de empleo”. ¿Progreso social? ¿Qué es para ellos progreso social?

Si entendemos por progreso social, que una persona se beneficie de su situación de poder (en este caso económico) para comprar y alquilar locales en barrios obreros a precios bajos para seguir aumentando sus beneficios, en ese caso sí es progreso social.

Si entendemos por progreso social, que una persona, a través del tipo de empresas que crea, provoque que muchas otras sufran la enfermedad de la ludopatía, aumentando cada vez más la misma entre los jóvenes, en ese caso sí es progreso social.

Si entendemos por progreso social, que la juventud se traga todos los días una inmensa cantidad de anuncios que junto a sus ídolos los animan a jugar para triunfar en la vida, en ese caso sí es progreso social.

Perdonen, señores empresarios, pero creo que tenemos un concepto muy distinto de lo que significa progreso social.

Pero esto no es todo. Además del motivo por el que se le otorga tan “distinguido” premio, están las grandes frases que lanzo en su discurso de agradecimiento como la siguiente:

Los empresarios tenemos la responsabilidad de preparar a los nuevos líderes del futuro para que sigan creando valor para las empresas y la sociedad, sin duda el mejor legado que podemos dejar a nuestro país. Destacar el orden en de importancia en la creación de lideres, primero, lógicamente crear valor en las empresas. 
 
¿Alguien se cree que esos “grandes lideres” pueden aportar algún valor a la sociedad?Los grandes lideres empresariales sólo crean valor en una dirección, la de su bolsillo. Si echamos la vista atrás, los “grandes lideres” sólo han creado grandes desigualdades.

Fuera salas de juego de nuestros barrios
 
Fuente: "Diario de Vurgos"

Navarra: 20 guardias civiles en el banquillo por cobrar ayudas por mudanzas ficticias


La Audiencia de Navarra sienta en el banquillo a 20 guardias civiles por cobrar ayudas por mudanzas ficticias. La Fiscalía les pide entre 5 y 10 años de cárcel.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra ha desestimado los recursos presentados por una veintena de guardias civiles, investigados por formar parte de una trama que en Navarra defraudaron distintas cantidades de dinero que percibían como ayudas por mudanzas de domicilio que resultaron ser falsas. De esta forma, la veintena de agentes (ahora casi todos ellos dispersos en la geografía estatal), además de una empresa de transportes y mudanzas de Zizur a la que se acusa de participar en la estafa, tendrán que sentarse en el banquillo una vez que la Audiencia ha dado el visto bueno al auto de procedimiento abreviado, el paso previo a que el juzgado de Instrucción 4 de Pamplona, que ha investigado estos hechos, declare la apertura de juicio oral. El procedimiento judicial, iniciado por hechos que se remontan a 2011, había sido devuelto hace un año por la misma sección de la Audiencia al juzgado instructor, debido a que entonces, según el tribunal, el juez no motivó más detallada y pormenorizadamente las imputaciones que hacía contra cada uno de los acusados. Por ello, el juzgado de Instrucción 4 tuvo que confeccionar otro auto, que ha resuelto el déficit de indicios del anterior, por lo que la Audiencia entiende que los recursos de las defensas deben ser desestimado y el caso juzgado.

Según el escrito de acusación del Ministerio Público, el cabecilla de la trama, J.J.O.T., era un agente destinado en la unidad de Intervenciones de Armas de Pamplona y Elizondo, quien ideó el sistema en colaboración con su esposa, también procesada. La Fiscalía pide para este guardia casi diez años de cárcel y también diez de inhabilitación como guardia civil por los delitos de fraude y exacciones ilegales y falsedad continuada en documento oficial por funcionario público. También está imputado un particular, el empresario de una firma de mudanzas de Zizur encargada de amparar las prácticas ilegales para percibir ayudas por este concepto. En total, además del cabecilla, la trama incluye a otros 19 agentes que fueron quienes percibieron dinero por estas mudanzas ficticias y para los que el fiscal solicita cinco años de prisión y su inhabilitación como agentes durante seis años por los delitos de fraudes y exacciones ilegales (en concurso con estafa) y falsedad en documento oficial por funcionario público). Cinco de esos agentes ejercían en Navarra en el momento de la comisión del fraude, en concreto en los cuarteles de Oronoz, Urdax, Pamplona, Cáseda y Cortes. El resto están diseminados por el Estado.

La investigación comenzó hace casi tres años tras una denuncia del propio Instituto Armado en la Fiscalía navarra. La mecánica de la actividad ilegal encontraba su amparo en una normativa, el Real Decreto 462/2002 que permite en los supuestos en los que un guardia civil cambia de residencia (por asignación de un nuevo destino, por el pase a la situación de reserva...) la propia Guardia Civil abona, en compensación por los gastos generados por la correspondencia mudanza, una indemnización por traslado de residencia (en el argot se conoce como ITR, Indemnización por Traslado Residencial). Para percibir esta ayuda -según escribe el fiscal en su acusación- el guardia civil afectado debe presentar tres presupuestos de otras tantas empresas de mudanzas. Una vez examinadas las mismas, la Guardia Civil abona al agente que se traslada el importe correspondiente al presupuesto menor de las tres ofertas, con el fin de que con esa ayuda se pague la mudanza.

una empresa colaboradoraConociendo esta situación, en enero de 2011, el guardia civil J.J.O.T., ideó junto a su esposa, M.P.C.S., una trama mediante la que ambos, actuando con ánimo de ilícito enriquecimiento, se ocupaban de tramitar las solicitudes de indemnización por traslado de residencia no sin antes haber contactado con el guardia civil que solicitaba la ayuda.

Para tal fin también contaban con la colaboración de J.J.S.M., titular de la empresa Transporte y Mudanzas Carjusan. La colaboración de esta firma, según el fiscal, resultaba clave en el plan ideado, ya que esta empresa ofertaba siempre el presupuesto más bajo de las que concursaban a las posibles mudanzas. Esto era así porque conocían antes las otras dos ofertas.

porcentajes de ayudas A partir de ahí, la empresa navarra de mudanzas resultaba adjudicataria del transporte, el guardia civil que solicitaba la ayuda se lucraba con la totalidad o la mayor parte de la ITR -que podía ascender a 9.000 euros- y , al mismo tiempo, el guardia civil J.J.O.T., su esposa y el empresario de mudanzas cobraban una cantidad dineraria que les era abonada por el agente beneficiario de la indemnización. El abono se hacía en metálico o mediante transferencia, sin que Carjusan finalmente llegase a realizar tal mudanzas. Por esta vía, el principal acusado recibió de los distintos beneficiarios entre 937 y 1.836 euros por mudanzas, cifras que se sitúan entre el 19% y el 28% de lo que obtenía el guardia civil beneficiario de la indemnización. La esposa del principal acusado también era destinataria de varios pagos y llegó a percibir entre 963 euros y 2.500 euros por operación. Una vez que percibían el dinero, tanto J.J.O.T. como su pareja realizaban transferencia a la empresa de mudanzas. El resultado final fue que, en todos los casos, la empresa de transportes resultó ser la adjudicataria de las mudanzas y obtuvo de ese modo un total de 103.876 euros.

LOS DETALLES

Ayudas por cambio de residencia forzosa. El fraude destapados entre quienes ejercieron en su día como guardias civiles en Navarra se servía de las indemnizaciones que paga el Ministerio por cambios de residencia forzosos, en los que abona mudanzas y dietas.

Hubo un precedente idéntico en el Ejército del Aire. Decenas de pilotos del Ejército del Aire aceptaron de conformidad tres meses de cárcel (por lo que no perdían su condición en la carrera militar) en una práctica idéntica a la que se le imputa a los guardias civiles de Navarra. En aquel caso, llegaron a un acuerdo con la Fiscalía.

Se archivó la investigación sobre otros 34 agentes. La instrucción de la causa en Pamplona archivó la investigación sobre otros 34 agentes.