domingo, 18 de abril de 2021

CNT-AIT, nuestras reivindicaciones sociales


La Confederación Nacional del Trabajo (AIT) es una confederación de sindicatos de clase, que agrupan a trabajadores/as de todos los oficios sin distinción en sus sindicatos de ramo. La CNT-AIT es una herramienta de lucha para toda la clase trabajadora. 

No sólo actuamos en el ámbito de lo laboral, ya que lo social forma parte también de nuestra vida:

Propugnamos la plena igualdad entre hombres y mujeres; deseamos un desarrollo económico que no devaste el planeta y agote sus recursos potenciando la ecología

Somos antimilitaristas porque no hay ninguna guerra justa, porque todas las guerras causan dolor y muerte al débil en tanto que enriquecen al poderoso

Rechazamos las discriminaciones basadas en el género, en la orientación sexual, en el aspecto, en la raza

Nos oponemos a los grandes y pequeños nacionalismos, tantas veces empleados para enfrentar a l@s trabajadores/as en nombre de abstracciones como la nación y la patria

Queremos un país en el que no se hacinen casi sesenta mil presos y presas en las cárceles por culpa de un sistema que primero crea el delito y luego hace al delincuente

Pretendemos una educación libertaria en la que niños y niñas se eduquen en un sistema de valores alejado de la competitividad y el consumismo

Combatimos las manipulaciones y supersticiones religiosas…

Somos partidari@s de todo lo que potencie la libertad de las personas, de todo cuanto barra las desigualdades que existen, de todo lo que nos una fraternalmente.

Para leer





En las puertas de prisión
De la solidaridad a la conciencia política de las mujeres de los presos del franquismo

Irene Abad Buil
Icaria editorial, Colección Icaria antrazyt, 368.
304 págs. Rústica 22x14 cm

Este libro compila las numerosas circunstancias que miles de mujeres españolas vivieron desde julio de 1936 hasta la concesión de amnistía en octubre de 1977. Esperando para comunicar con sus familiares encarcelados o para hacer­les llegar un paquete de comida y ropa limpia, mujeres de di­fe­ren­tes procedencias geográficas, de diversas edades y con diferentes experiencias políticas previas coincidieron en las puertas de las cárceles españolas del franquismo. En ese espacio, las conocidas como "mujeres de preso" compartieron las con­se­cuencias de la violencia política del régimen y de sus me­ca­nismos represivos, tejieron sólidas y eficientes redes de so­li­­­daridad y protagonizaron un interesante proceso de con­­­cienciación política que las llevó de una actividad indivi­­dual de carácter familiar y asistencial a movilizaciones colec­ti­vas que tenían como finalidad la reivindicación de la libertad de sus presos, en particular, y la oposición a la dictadura, en ge­neral.

La labor que las "mujeres de preso" han desempeñado en pro de la amnistía política del franquismo ha quedado histó­ri­camente relegada. Esta publicación hace visible la lucha desempeñada por ellas.

Estado español: la juventud en paro y los mayores sin poder jubilarse



José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, quiere la reforma de las pensiones. Los grandes objetivos de dicha reforma serían dos. Volver a la revalorización de las pensiones con el IPC y retrasar la edad real de jubilación, que se situaba en los 64,6 años, para acercarla a la edad legal. La reforma de las pensiones buscaría asegurar la sostenibilidad financiera del sistema siguiendo la siguiente fórmula: el sistema paga la prestación más tarde y el trabajador contribuirá más tiempo. Es decir, dejando caer el peso en los hombros de los trabajadores.

Para ello el ministro propone por un lado una serie de incentivos como un cheque que oscilaría entre los 12.000 euros por año de demora para quienes tengan derecho a una pensión máxima (37.567 euros) y haya cotizado al menos 44,5 años; y los 4.786,27 euros en el caso de la pensión mínima (9,569 euros) con 44,5 años cotizados. Otra de las opciones para incentivar este atraso de la jubilación sería elevar la pensión un 4% por cada año de demora. Además de esto, Escrivá quiere endurecer el sistema de penalizaciones que se utiliza en la jubilación anticipada voluntaria, que permite retirarse dos años antes de lo que corresponde legalmente al trabajador. Este sistema que aplica una reducción creciente con cada trimestre de anticipo sería transformado para que la reducción se aplicase cada mes recrudeciendo la penalización entre los 24 meses previos.

Otra medida propuesta por Escrivá sería restringir las cláusulas de jubilación forzosa, para impedir que las empresas despidan a los trabajadores que tengan derecho a percibir el 100% de la pensión por su carrera de cotización y por convenio colectivo una vez llegan a la edad legal de retiro. Una cuestión que en negociaciones el ministro habría aceptado que pudiera aplazarse dicha jubilación hasta los 68 años.

Mayores trabajando con la espalda rota y jóvenes eternamente en paro

El plan del ministro Escrivá propone en resumen aumentar el tiempo de trabajo de quienes ya se encuentran en el precario mercado de trabajo actual, mientras nadie propone planes de empleo para la juventud que supera el 40% de paro. Es decir que nuestros mayores trabajen hasta que su cuerpo no aguante mientras los jóvenes se ven arrastrados a la miseria y a residir en casa de sus padres, incapaces de construir un proyecto de vida propio por la pobreza y la precariedad que actualmente viven.

En una sociedad donde la juventud no solo acumula un 40% de paro, sino que además cobra un 50% menos que anteriores generaciones, la respuesta del gobierno del PSOE-Unidas Podemos no ofrece ninguna solución a esta problemática y encima hacer cargar el peso del sistema de pensiones en las generaciones más mayores. Como si el problema fuese que no han cotizado ya lo suficiente, en muchos casos en empleos precarios, con sobreexplotación y un gran desgaste físico como pueda ser la construcción o el turismo, grandes sectores de la economía española.

El ministro Escrivá propone una reforma que no sólo es desigual en su aplicación –no es lo mismo atrasar la jubilación en profesiones liberales como abogados que en empleos manuales como jornaleras en el campo; sino que sigue sin resolver grandes problemas actuales como el paro.

sábado, 17 de abril de 2021

Tinta y pólvora. Cori Piccirilli




A todo perro flaco se le pegan las pulgas y todo tipo de alimañas, los parásitos burgueses lo saben y viven de nuestros despojos, son como buitres que se ensañan con lo poco que nos queda. Estos sátrapas se creen dueños de todo y de todos.

La ponzoña consiste en crear condiciones negativas ideales para la libre proliferación del poder. Pues esa necrosis no es transitoria e individual, sino permanente y casi general. Si desviaras la vista de tu propio perímetro, si apagaras la pantalla, sería fácil descubrirle todas las miserias que se ocultan bajo las fachadas y caretas; te retorcerías de repugnancia. Todas tienen un mismo origen. Déspotas, sanguijuelas y asesinos han decidido convertir la tierra en un cementerio y en la mismísima faena diabólica enterraron su conciencia.

La cobardía humana sigue siempre la línea de menor resistencia, empantanada en el ego individualista, el vicio y la penuria, descuida sus intereses, no criba ni le preocupa la verdad de los hechos. Decía Bakunin “Está en la naturaleza del estado el romper la solidaridad humana”. Y algunos corderos hipócritas, los mismos que apoyan servilmente a los gobiernos de turno, claudican de buen agrado su libertad y alzando su nariz por encima de un líquido viscoso y bermellón, nos piden que pongamos los pies en la tierra, esa misma tierra que ha sido regada con la sangre de los nuestros. Otros, en cambio, se lanzan sobre unas migajas de pan duro enfrentándose a sus hermanos. ¿Es que acaso no lo ven? ¡Nos desuellan! y los borregos se ahogan en un mar de desechos e inmundicia.

Y a mí, que me posee el desconsuelo de los perdidos, me abofetea el impulso febril de una esperanza que dentro mío jamás calla.

La esperanza es el agua vivaz que impide el desierto en medio de esta sed eterna. Y yo estoy tan sedienta de justicia y equidad, tan sedienta de lo maravilloso. La poética sublime del disturbio, la belleza del gesto contra la demoníaca fuerza destructora del Estado. Única esperanza vital de lo que realmente disponemos. ¡Despierten, proletarios! ¡quítense el velo de la plácida apatía! que un Prometeo se llevó en un tallo de hinojo la semilla de fuego para que… ¡Ardan de una vez!
El futuro de nuestro sueño es inevitable. Citaré a Claramunt: “No olviden los explotados que la ley de los vencidos es más desgarradora que el plomo del máuser. Tenemos sobre el enemigo una ventaja de gran potencia, y es que nosotros contamos con nuestras fuerzas, mientras que los acaparadores han de fiar su triunfo en el desheredado, en el del paria moderno, para que defiendan el fruto de sus rapiñas.”
Estos hechos deberían inspirarnos para alzarnos con el puño en alto y cambiar este estado de cosas- se torna imprescindible-. No quieren libertad más que para ellos, para nosotros esclavitud; y hasta ahora nos han tenido como esclavos con farsas inventadas, pues ¡basta ya!, unámonos contra el capital sin perder ni un ápice de radicalidad e intransigencia. Escúchame bien, no debe acobardarte esta guerra, ni envilecerte la paz, más debes conservarte audaz, porque si se pierde la pureza de los ideales es imposible triunfar.

¡Destronad a esa vil burguesía de una vez!

Los que miramos las cosas con empatía y estudiando de los hechos sus causas, sentímonos lastimados en lo más hondo de nuestro ser. Nos quitan los espacios conquistados, nos imponen el hambre, nos aplastan entre los artículos de la ley, nos silencian con mordazas, nos oprimen bajo el peso del yugo o nos fusilan si cruzamos los límites que demarcan los territorios establecidos por un puñado de autócratas allá arriba y todo parece resolverse en una caricatura fugaz dentro de las redes. Y, si con ello no les bastara, si te distraes un segundo acaparan y arrasan con los pocos centímetros vírgenes que le quedaban a la naturaleza.

Nos han condenado hace tiempo y es por ello que nosotros no esperaremos, no pediremos permiso, seguiremos construyendo sobre las ruinas, brotaremos como frutos inevitables, germinando en la selva del despotismo capital y desde las fisuras que se vislumbran en las periferias. Llegará, porque llegará, el día en que estallarán en pedazos los ídolos de la civilización y yacerán rotos sobre la hierba verde y plebeya. Los reclutadores se quedarán sin sueños en el infierno. No importa si ello sucede mucho después de nuestra muerte, la posteridad acabará por darle la razón a nuestro ideal de belleza.

Pateando de soslayo a la muerte, suturada el alma con hilo de coser ideológico, emito este aullido en carne viva. Es mi grito de esperanza en medio de esta noche perenne a la que nos arrastran los poderosos. Las ideas no se ahogan con la sangre derramada de nuestros compañeros, menos aún con discursitos banales y dedos acusadores. No me cansaré de escribir, de transmitir los sinsabores y el dolor, pero también las esperanzas y la alegría de luchar, de vivir. Preferiría morir antes de dejarme inscribir como miembro de ese horrible ejército llamado masa - acéfala. No me cansaré de gritar, de trazar los surcos de este sueño duro e intenso, porque tengo la convicción de que pese a todo merece la pena transitarlo, de seguir adelante con la ética y la honestidad en alto, la sensibilidad en el tacto, la mirada empática, el corazón agitado ardiendo en llamas y la capacidad crítica despierta, como un lápiz de punta siempre afilada.

Hay que hacer algo más que mirar hacia el horizonte; hay que caminar hacia él para conquistarlo.
Es tiempo ya, compañeros, manos a la obra y ¡Que viva la anarquía! (A)

- Cori Piccirilli -

Homenaje a Pastora y a Xosé Tarrío el 25 de abril




El próximo 25 de abril hace ya 2 años que Pastora murió y en su recuerdo se va poner una placa en donde vivía y rendir homenaje en la playa Rías, donde fueron esparcidas sus cenizas y las de su hijo Xosé Tarrío. Luchadora incansable contra las cárceles, madre coraje, mujer solidaria de gran carácter y gran corazón, la muerte de Pastora dejó un vacío enorme en la lucha anticarcelaria y en el movimiento anarquista.

Su hijo Xosé Tarrío (apodado como Che), natural del barrio Coruñés de Katanga, nos acercó la dura realidad del régimen FIES (Ficheros de Internos de Especial Seguimiento) a través de su libro ‘Huye hombre, huye. Diario de un preso FIES’. Un libro que marcó a toda una generación al relatar detalladamente las vejaciones, torturas, malos tratos y las duras condiciones de vida de los presos FIES, así como las fugas y motines que protagonizó.

Tarrío ingresó en prisión por delitos comunes, pero en la cárcel fue adquiriendo conciencia política anarquista, exadicto a la heroína y diagnosticado de SIDA, pasó 17 años en prisión, tiempo en el cuál recorrió muchos de los centros de exterminio del Estado español. Fue excarcelado en 2004 ante su deteriorado estado de salud, pero pasó sus últimos meses de vida en el hospital, en octubre de ese año entró en coma y falleció en Enero de 2005 a causa de una parálisis cerebral. Tras su muerte se realizaron manifestaciones a lo largo de todo el estado español.

Pastora

Su madre, Pastora, al leer el libro y ser consciente de la situación que estaba viviendo su hijo, regresó a Galicia desde Suiza, adonde había emigrado, para apoyar a su hijo e involucrarse en la lucha contra las cárceles llegando a convertirse en todo un referente en la denuncia de las torturas, los malos tratos y la propia existencia de las prisiones. Impulsora de la Asociación ‘Nais contra a impunidade’ (Madres contra la impunidad) continuó la lucha tras la muerte de su hijo, denunciando el sistema carcelario, la impunidad de carceleros y fuerzas de seguridad. Junto con sus compañeras de Nais contra a impunidade fue encausada por denunciar la muerte de un joven en el cuartel de la Guardia Civil en Arteixo y el encubrimiento que se hizo de esta muerte, finalmente las Nais fueron absueltas.

Luchadora incansable contra las cárceles, madre coraje, mujer solidaria de gran carácter y gran corazón, la muerte de Pastora dejó un vacío enorme en la lucha anticarcelaria y en el movimiento anarquista.


No más subvenciones a Sindicatos, Partidos Políticos,, Patronal e Iglesia



El sindicato anarcosindicalista CNT-AIT siempre ha estado contra las subvenciones a Partidos Políticos, Sindicatos, Patronal, Iglesia Católica o cualquier otra secta religiosa. La CNT-AIT, por decisión propia, se financia íntegramente con la cuota y aportaciones de sus militantes y simpatizantes. La CNT-AIT no mantiene ni tiene liberad@s sindicales. La CNT-AIT no participa en la farsa de las elecciones sindicales, siendo nuestra apuesta la sección sindical y la asamblea de trabajador@s. Creemos en la autogestión y como tal la practicamos.

Los "sindicatos" amarillos Comisiones Obreras (CCOO) y la Unión General de Trabajadores (UGT) han acaparado más del 75 % de las subvenciones que los distintos gobiernos han concedido en la última década para financiar actividades de carácter sindical. En concreto, las dos citadas organizaciones han recibido 73,94 de los 97,93 millones de euros que se han repartido en dicho periodo.

De acuerdo con la información facilitada por la Subsecretaría de Trabajo y Economía Social en respuesta a una petición de información tramitada a través del Portal de la Transparencia, 103 sindicatos se han beneficiado entre los años 2011 y 2020 de esta línea de subvenciones, en la que prima el criterio de la representatividad para su distribución. A finales de 2019, CCOO sumaba más de 97.000 delegados, casi 10.000 más que UGT y 85.500 más que USO, la tercera organización.

La organización que más dinero ha recibido por esta vía ha sido la Confederación Sindical de Comisiones Obreras, con un montante acumulado de 38.316.662,25 euros (casi el 40 % del total). Las cantidades percibidas oscilan entre los 6.385.578,58 euros de 2011 y los 3.390.772,68 euros de 2018, según se detalla en el listado facilitado por Trabajo y Economía Social.

La dotación de esta partida experimentará este año un incremento del 56 % respecto a los últimos años, al pasar de 8.878.123,74 a 13.883.890 euros. Es la cuantía de mayor importe para estos fines que destina el Gobierno desde 2012, aunque todavía sigue siendo ligeramente inferior a la que se repartía durante la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero (15,8 millones). La crisis económica llevó a Rajoy a aplicar un severo recorte, prácticamente compensado de una tacada con el incremento que el Consejo de Ministros aprobó el pasado 23 de febrero.

El sindicato vasco ELA, entre los cinco primeros

Tras CCOO es con diferencia UGT el sindicato que ha recibido más fondos por parte del Ejecutivo para financiar su actividad. En concreto, la organización que desde hace cinco años dirige José Álvarez ha ingresado en la última década 35.626.622,84 euros, lo que representa el 36,37 % del total.

A mucha distancia, la Unión Sindical Obrera (USO) -con 3.898.590,90 euros- y la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) -con 3.572.245,26 euros- figuran tras las dos organizaciones mayoritarias y antes de uno de los sindicatos vascos que figuran entre las entidades que más dinero han recibido del Estado en el citado periodo. Se trata de la Confederación de Euskal Langileen Alkartasuna (ELA), a la que se destinaron 3.142.885,02 euros.

La Confederación General del Trabajo (CGT), con 1.795.537,05 euros; la Federación de Trabajadores Independientes de Comercio (FETIC), 1.591.510,76 euros; la Confederación Intersindical Galega (CIG), 1.568.822,05 euros; la Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza del Estado (FSIE), 1.544.756,34 euros, y Langile Abertzaleen Batzordeak (LAB), con 1.517.376,68 euros, completan la relación de las diez organizaciones por volumen de subvenciones recibidas.

La cantidad más baja aparece reflejada a nombre del Sindicato Asociación Profesional de Personal con Licencia de Operación de Centrales Nucleares de Cataluña. Se trata, en concreto de una subvención de 102,19 euros concedida en 2011. Es la única anualidad del periodo analizado en que recibió fondos públicos.

En el listado de sindicatos que han recibido ayudas en estos últimos diez años figuran organizaciones de diversos ámbitos profesionales (enfermeros, periodistas, técnicos de Hacienda, empleados de banca, ferroviarios, policías municipales, pescadores…) y con representación tanto de ámbito estatal como autonómico (País Vasco, Cataluña, Andalucía, Galicia, Canarias, Asturias, La Rioja…).

SferaOne Solutions a juicio por tener contratados a 85 becarios que trabajaban como empleados



Si finalmente el Juzgado que investiga la causa estima que la compañía ha incurrido en un fraude laboral, la empresa habría adquirido una deuda con la Seguridad Social que asciende a los 400.000 euros.  La denuncia de uno de los becarios llevó a una inspección de trabajo.

SferaOne Solutions se sienta estos días en el banquillo por haber contratado, presuntamente, a un total de 85 becarios que, en realidad, realizaban labores de empleados normales e, incluso, el de directivos. Estos 85 empleados con contrato de becarios suponían más de la mitad de la plantilla y podían ser despedidos sin indemnización sin faltaban dos días al trabajo y no contaban con derecho a vacaciones.

La compañía SferaOne Solutions, una empresa tecnológica filial de Gamma Solutions y que opera en el parque científico y tecnológico de la Universidad e Extremadura, recibió una inspección de trabajo a ráiz de la denuncia de uno de sus empleados, con contrato de becario, al que le negaban el derecho a disfrutar de vacaciones.

La Seguridad Social afirma que en la inspección descubrió que la empresa contaba con más de la mitad de sus trabajadores con un contrato de becario, pero a la vez todos tenían que firmar cláusulas de confidencialidad o de derechos de propiedad intelectual y contaban con responsabilidades de empleados habituales y hasta de "alta dirección". A pesar de ser oficialmente becarios, los trabajadores no recibían formación específica ni estaban siendo tutorizados por ninguna entidad ni en formación teórica ni práctica.

Aunque recibieron algún curso de formación eventual, el representante de la Seguridad Social en el juicio afirma que "Nadie les tutorizó ni en la parte teórica ni en la práctica. Además muchos de esos cursos no guardaban relación con el objeto de la empresa (dedicada a la rama tecnológica), porque eran de bolsa, de prevención de riesgos laborales o de Photoshop". "Nadie en la empresa conocía los cursos que realizaban y muchos de ellos tenían que hacerlos en su casa porque no tenían tiempo de seguirlos durante su horario laboral", ha añadido.

Las cláusulas que incluían sus contratos de becarios añadían que las vacaciones estaban siempre supeditadas a la disponibilidad de la empresa, que tenían que cumplir la misma jornada laboral que un empleado normal y que la compañía podía echarles si faltaban a su puesto de trabajo más de un día. "Lo que se hacía era contratar a un trabajador normal y corriente pero como un becario" ha declarado el inspector durante el juicio y ha añadido que la propia responsable de Recursos Humanos de la compañía confirmó durante la inspección que "los becarios hacían el mismo trabajo que los demás pero más despacio".

La compañía niega las acusaciones y mantiene que todos los becarios eran tratados como tal en la empresa e insiste en que esa era la manera en la que los ha estado formando. El abogado de la compañía ha criticado a la inspección de Trabajo y ha afirmado que "está acreditado que el día que llegan no saben nada y el día que se van, saben mucho".

jueves, 15 de abril de 2021

CNT-AIT, Cartagena: conflicto contra NAFTRAN S.A.U




La CNT-AIT de Cartagena inicia conflicto sindical por vulneración de derechos fundamentales, derecho de indemnidad y despido disciplinario contra la empresa de transportes de gas natural licuado con centro de trabajo en Cartagena, NAFTRAN.

Un régimen dictatorial se caracteriza por ser un sistema vertical donde un tirano dispone de poder para pisotear y abusar de los demás, en una dictadura no existen derechos y la voluntad del tirano es la única ley que existe y de esta forma es como muchos empresarios dirigen sus negocios, es su empresa y ellos mandan y si no te gusta «¡A la puta calle!».

Así es como funciona NAFTRAN S.A.U. con centro de trabajo en Cartagena, Ctra. San Javier- Cartagena, Km, 24,3 30353, Cartagena.

El trato vejatorio de algunos superiores hacia lxs empleadxs es una práctica habitual que es denunciado por una compañera de CNT-AIT a la dirección de la empresa, pero esta no hace caso, a veces es necesario darles con el látigo a lxs empleadxs para obtener mayor productividad.

Unas semanas después, el 2-12-2020, se constituye la sección sindical de CNT-AIT en la empresa formada por 9 trabajadorxs, pero la empresa se niega a reconocer a la delegada sindical, vulnerando de esta forma los derechos sindicales de nuestrxs compañerxs. A pesar de eso, la sección sindical inicia su actividad y denuncia convenio ilegítimo, comité de empresa ilegítimo, acoso laboral e incumplimiento de la ley del tacógrafo.

El 13-01-2021 la compañera delegada de la sección sindical recibe una carta de despido, la empresa le comunica que tuvo constancia el día 7-01-2021 por medio de una empresa externa, que desde la sección sindical habían descargado los informes de tacógrafo y les amenazan con interponer acciones penales si hacen uso de ellas.

Es importante señalar que dichos informes se encontraban a libre disposición del equipo de administración de la empresa, y tras haber recibido diferentes quejas dirigidas a la delegada de la sección sindical de CNT-AIT por parte de conductores, denunciando la continua presión que se ejerce sobre ellos para que realicen más horas de las previstas por ley (reflejadas en los tacógrafos), se disponía a realizar la pertinente denuncia a inspección de trabajo, dichos informes se iban a utilizar como prueba, y se van a utilizar sin duda.

Tras el despido de la compañera, es elegido otro compañero como delegado sindical, que tampoco es reconocido por la empresa, y se inicia un conflicto contra NAFTRAN por vulneración de derechos fundamentales, derecho de indemnidad y despido disciplinario.

Ahora NAFTRAN se las tendrá que ver con la CNT-AIT.

Reafirmación del Anarcosindicalismo




Es la segunda vez que, en mis cuarenta y tres años y ocho meses desde que mi gran amigo y compañero, Rafa Sánchez, me entregó el carné confederal (16-6-1977) en el local que la Confederación Nacional del Trabajo, adherida a la Asociación Internacional del Trabajo (CNT-AIT), tenía en la calle Cervantes de Badalona, voy a escribir públicamente sobre la situación por la que atraviesa la CNT. Me tocó vivir, en la década de los ochenta, los dolorosos acontecimientos que se produjeron tras la celebración del V Congreso Confederal, en la Casa de Campo de Madrid. Allí pude comprobar, en primera persona, la situación de pugna ideológica con relación a los Principios, Tácticas y Finalidades del Anarcosindicalismo. Los defensores de la línea continuadora, de lo que era la base fundamental del anarcosindicalismo, tuvieron que enfrentarse con las nuevas corrientes reformistas, verticalistas y marxistas que pululaban dentro de la Organización. También estaban presentes antiguos componentes del Frente Libertario y del “cincopuntismo” español. Todavía militan, en el Sindicato de Badalona, varios compañeros que participaron en dicho Congreso y que pueden confirmar lo que sucedió aquellos días de finales de diciembre de 1979. A dicho Congreso asistí como delegado del Sindicato de Industrias Químicas, pues en ese momento no pertenecía al de la Enseñanza, como hice a partir de 1982.

Antes de la celebración del V Congreso, en el Sindicato se hablaba de un grupo, más o menos organizado, al que se le conocía, extraoficialmente, como “Paralelos”, de tendencia comunista “libertaria”. Componentes de ese grupo llegaron a tener cargos importantes tanto a nivel local como regional, incluso nacional, cuando el Secretariado Permanente del Comité Nacional tuvo su sede en Barcelona capital, en el que consiguieron varias secretarías. No es mi intención en este artículo, poner nombres a quienes estuvieron al frente de las actuaciones realizadas para formar la primera escisión, que tuvo que ponerse otro nombre al perder el contencioso de la siglas, aunque no renunciaron a todo y cogieron el logo de las manos entrelazadas para ponerlas en sus señas de identidad, pues no estaba registrado. La situación de convivencia en aquellos años fue convulsa y desgarradora, ya que tanto sindicatos enteros como afiliados y afiliadas, militantes o no, con los que habíamos compartido actividades y luchas en los conflictos laborales y sociales, se convirtieron en disidentes ideológicos, que no enemigos, y pasaron a formar parte de una corriente que quería hacerse con las siglas de la Organización, y sobre todo con su Patrimonio de locales, documentos, archivos nacionales e internacionales, impronta ideológica, etc. Nos costó enfrentamientos, en algunos casos físicos, los menos, hasta que los tribunales, a los que nos obligaron a acudir, nos dio la razón y tuvieron que utilizar unas siglas diferentes a CNT, y optaron por imitar a la sindical francesa, de ideología comunista, la CGT. Sin embargo, la lucha interna continuaba, pues mientras que una gran parte no estábamos de acuerdo en participar en cambalaches sindicales, de corte netamente político, como son las Elecciones Sindicales, algunos sindicatos sí apostaban por la participación en las mismas. Y aunque el Congreso de Torrejón de Ardoz dejó la cuestión “zanjada”, en sucesivos Congresos, Plenos Nacionales de Sindicatos, Conferencias de Militantes, etc., algunos sindicatos y militantes intentaban volver a plantear la cuestión bajo el pretexto de que teníamos que estar en los Comités de Empresa para, desde ellos, luchar contra la Patronal y los sindicatos correa de trasmisión de los partidos políticos. Algunos de los fervientes defensores de la acción política/sindical dentro del Sistema, están hoy al frente de la actuación reformista de la CNT-CIT, los cuales, siempre han visto con malos ojos, y peor mente, que la Organización Confederal sea de orientación anarquista, con sus Principios y Estructura Anarcosindicalista: Acción directa, sin participación política, sin comités ejecutivos, sin liberados, autonomía propia, sin subvenciones de ningún tipo, militancia activa y con respeto solidario hacia quienes en un momento puntual opinan de manera diferente, aunque sea minoritaria su postura. Aunque se funciona por acuerdos mayoritarios, siempre se ha tenido en cuenta la opinión del que tiene una manera diferente de ver las cuestiones que se debaten en todo tipo de reuniones y encuentros confederales. Quien opina diferente a lo que una/uno piensa no es nuestra enemiga, sino una compañera o compañero que tiene otra visión de una cuestión concreta y la manera de enfrentarse a ella, se trate tanto de un tema ideológico como de una acción concreta a llevar a cabo.

Como se afirma, y con razón, que desde fuera es casi imposible acabar con el Anarcosindicalismo, pues mientras haya explotadores y explotados, la lucha de clases no terminará, y siempre habrá quien luche por su dignidad como persona explotada y humillada, pues lo intentan una vez más desde dentro, queriendo llevar al Anarcosindicalismo nacional e internacional al más burdo reformismo sindical: entrar en el sistema para que éste termine engullendo los más nobles ideales de las personas y los colectivos que se oponen a sus intereses de clase.

Vuelven los fantasmas del pasado, pero en esta ocasión siendo una nefasta realidad para la CNT-AIT y el Anarcosindicalismo Internacional. Como pude comprobar in situ, en 1988, en el Congreso de Burdeos de la AIT, los reformistas de todo pelaje querían dar un vuelco a los Principios, Tácticas y Finalidades del Anarcosindicalismo en temas que la nueva CNT-CIT lleva como bandera de la actualización de la CNT y el Anarcosindicalismo: voto proporcional, elecciones a los Comités de Empresa, más poder para los COMITÉS EJECUTIVOS, algún tipo de trabajo pagado por la Organización bajo la triquiñuela de autónomos, etc. De aquellos sucios polvos, llevados a cabo con oscura nocturnidad y alevosía dentro de los sindicatos confederales, estos fétidos barros: comités ejecutivos, liberados, elecciones sindicales, coordinadoras con sindicatos que colaboran con el Estado y la Patronal (SAC sueca, FAU alemana, USI italiana, CNT- Vignoles, SO francesa, CGT española, Solidaridad Obrera española, IP polaca, ESE griega…). Todas esas organizaciones reformistas tienen un rencor especial contra todo lo que suene o respire Anarquismo y por ende al Anarcosindicalismo, que no claudica ante los cantos de sirena de las promesas o prebendas del Estado y del Capitalismo salvaje y asesino. Un ejemplo claro de esa inquina contra la influencia lógica del anarquismo en la ideología de la CNT-AIT. Una prueba contundente de esa intención de arrancar del Anarcosindicalismo su impronta Anarquista, fue el acuerdo tomado por la IWW norteamericana, en su Congreso de septiembre de 2017, para que la “Nueva Internacional” no fuese de orientación Anarquista. Ellos y ellas tienen bastante con que se autodenomine sindicato revolucionario, sin especificar lo más mínimo qué tipo de Revolución es la que pretenden y desde qué ámbito. ¿Desde dentro de las instituciones del Estado? ¿Es que, de verdad, es tan supina su ignorancia sobre lo que se ha hecho desde esa institución opresora, cuando se ha querido cambiarla desde dentro? La Historia es testigo de lo que ha pasado. Todo grupo (partido político, sindicato, entidad social, etc.), que lo ha intentado ha sido integrado en su seno y ha perdido su fuerza reivindicativa, el Estado no admite medias tintas, o estás con él o contra él. Nada ni nadie lo ha conseguido ni lo conseguirá, pues su malvado engranaje corrompe a quienes se meten dentro de él, máxime si lo único a lo que se aspira es a obtener las miserables migajas que quiera dar a sus lacayos.


Los últimos artículos de los compañeros Floreal Rodríguez de la Paz y de Un CeNeTista (Orto nº 199, páginas 15,16, 24 y 25), dejan la cuestión del rumbo que ha tomado CNT-CIT perfectamente aclarada. A ello hay que añadir los 10 artículos del compañero de redacción de la revista, Rafael Sánchez García y del entrañable José Luis García Rúa (Orto nº 181, página 20 y 21. “En defensa del Anarcosindicalismo”), nacido en Gijón el 31 de agosto de 1923 y fallecido en Granada el 6 de enero de 2017, a los 94 años. Un ejemplo de dignidad personal y confederal como todas y todos pudimos, en sus largos años de militancia, comprobar por su sencillez y su gran talla intelectual, tanto en conferencias como mítines de la CNT-AIT, por la que luchó hasta sus últimos días de vida. Fue siempre el azote de quienes querían apartar a la Confederación de su impronta Anarquista. Hemos tenido que soportar, recientemente, que un aspirante a liberado sindical, que está preparando una tesis sobre el “Caso Scala”, diga de manera despectiva de Rúa que era un santón anarquista. Si tan valiente es para hacer dicha afirmación, que nos lo diga a la cara que ya le contestaremos como se merece.

Como en esos interesantísimos artículos se desgranan los diversos aspectos de la cuestión referida a la CNT-CIT, su deriva reformista, autoritaria y ejecutivista, no voy a seguir en esa línea argumentativa, ya que ellos lo hacen de forma clara y contundente. Por mi parte, en este segundo artículo, quiero hacer hincapié en un aspecto que podría pasar desapercibido, y que me llenó de asombro y de indignación cuando en el Congreso de Zaragoza (2015) una compañera y un compañero, de un Sindicato de Oficios Varios de la Regional Catalana, se desgañitaban por defender su postura a favor de la no desaparición de su Sindicato. Era imposible para ellos conseguir el número de afiliadas y afiliados que el Congreso había acordado. Triplicar su afiliación era una tarea del todo imposible, y más en una población tan pequeña, en la que tenía la sede el Sindicato. El desprecio manifestado desde la mesa que presidía la sesión hacia los dos era de una bajeza moral y de una ética propia de personas pertenecientes a una organización fascista y no libertaria como es la CNT. Tanto una como el otro militante salieron de la sala donde se había celebrado la última sesión de XI Congreso Confederal con lágrimas en los ojos. En mi caso, aunque vivía en La Rioja, sabía perfectamente lo entusiasmados que estaban, ya que habían decido irse de la gran ciudad a un pequeño pueblo de la costa del Maresme. Habían conseguido el número mínimo para formar un Sindicato y así lo hicieron. Ella es maestra y él metalúrgico, a quien conocí en reuniones de la CNT, y a ella en las luchas sindicales de la Enseñanza.

Con ello los nuevos dirigentes de la CNT-CIT se había conseguido uno más de sus propósitos, la desaparición del sindicato de jubilados. Tanto los sindicatos de Oficios Varios, en su mayoría, como los pocos sindicatos que habían de Jubilados, en Badalona teníamos uno, eran muy reacios a las nuevas propuestas que iban colando los que iban haciéndose con los comités de gestión. La razón de la oposición era debida a que los sindicatos de Jubilados estaban formados por compañeros y compañeras que tenían muy claro lo que era la CNT, y su forma de ser y de actuar. Tampoco querían que existiese la Regional del Exterior, o al menos que no tuvieran voto a la hora de tomar acuerdos. El número Sindicatos de Jubilados era insignificante en el conjunto de la Organización, la cosa era llevadera, pues muchos compañeros y compañeras que se jubilaban preferían continuar en su sindicato. El sindicato de Jubilados, por su edad, se reunía a partir de las cuatro de la tarde. Realizaban una doble labor, muy importante para el resto de los sindicatos de la Federación Local. Abrían el local, con lo cual, si alguna trabajadora o trabajador venía a esa hora esa atendido, si era afiliada/o podía cotizar, y después pasaban la cotización al correspondiente Sindicato. Éramos en la época de la calle Cervantes y Antón Romeu más de diez sindicatos, siendo la segunda Federación Local en Catalunya, después de Barcelona. Sólo en el Sindicato del Metal eran cerca de 1500 afiliadas/os, Textil pasaban de los 600. Además, el Sindicato de Jubilados procuraba que toda/o el que pasaba por el Sindicato se fuera con la propaganda correspondiente: CNT, La Soli, Ideas/Orto, Tierra y Libertad, Adarga, Estudios, etc.

Cuando la afiliación disminuyó drásticamente, muchos sindicatos tuvieron que formar un único Sindicato, el de Oficios Varios: Banca, Vidrio y Cerámica, Madera y Corcho, Construcción, Enseñanza, etc., los cuales habían sido sindicatos independientes, pero que tuvieron que amoldarse a las nuevas circunstancias. La diferencia radica en que un sindicato grande, en una población grande, es más fácil de existir, mientras que un grupo de trabajadoras y trabajadores que quieran formar un sindicato Anarcosindicalista en una pequeña localidad es mucho más difícil, porque la relación con su entorno es de un mayor compromiso personal, y más siendo la CNT un Sindicato que tiene enemigos por todas partes: Partidos políticos, Sindicatos, Asociaciones Culturales, que no ven con buenos ojos las actividades provenientes del Movimiento Libertario: CNT, Mujeres Libres, Ateneos, grupos culturales libertarios de teatro, música etc. Todo ello conduce a que quienes dan el paso y se afilian a la CNT, por lo general, están muy concienciados y optan por una alternativa más social y menos sindical, lo cual lleva a que sean más críticos con ciertas posturas de carácter autoritario o ejecutivista. Esta situación la he vivido en primera persona. Los votos de esos sindicatos no interesan a la corriente actual que MANDA en la CNT-CIT, pues entorpecen la buena marcha de su línea reformista. Esos sindicatos de Oficios Varios, y todos los que denuncian las tropelías inorgánicas de los comités, ahora ejecutivos, no interesan. No quieren sindicatos con militantes verdaderamente conscientes, sino simples cotizantes. Y si con ello no llegan para cubrir gastos de liberados y gabinetes técnicos, pues ya está el Estado para echarles una mano con el dinero que durante tantos años han negado a la CNT-AIT. En cuanto el Estado, a través de partidos y sindicatos, ha visto la deriva que ha tomado la CNT-CIT, pues dinero que no falte, que ya nos cobraremos el favor.

No se puede prescindir de pequeños sindicatos ni de grupos de afinidad libertaria, no tenemos medios para llegar al conjunto de la población, y si encima hacemos desaparecer esos sindicatos confederales que organizan charlas, que ponen carteles de propaganda anarcosindicalista y anarquista o de carácter libertario, en el más amplio sentido de la palabra, nuestro mensaje queda muy reducido. La CNT-AIT tiene que volver a acoger en su seno a esos grupos de compañeras y compañeros que quieren compartir con nosotras y nosotros sus ansias de luchar por cambiar esta podrida sociedad, conseguir una más libre (de parásitos y vividores que hay en la actual CNT-CIT), más justa, más solidaria con las minorías de todo tipo, el sindical también. Nos tenemos que REAFIRMAR, muy abiertamente, en el ANACOSINDICALISMO. Ha llegado, definitivamente, el crucial momento de apostar de manera clara y contundente por nuestra historia de lucha a favor de los explotados, sin pactos con los explotadores. Las afiliadas y afiliados pueden ser o no anarquistas o anarcosindicalistas, pero la CNT- AIT, si quiere ser digna de esas siglas, tiene que ser ANARCOSINDICALISTA.

Salud

Artículo de Miguel Correas Aneas
Revista Cultural de Ideas Ácratas "Orto", nº 200

lunes, 12 de abril de 2021

Ya puedes leer y descargar en número 379 de Solidaridad Obrera

 



Ya puedes leer y descargar en número 379 de Solidaridad Obrera, Órgano de expresión de la Confederación Regional del Trabajo de Catalunya. Portavoz de la CNT-AIT.

Estado español: Todas las empresas deberán tener un registro de salarios del miércoles 14 de abril 2021





El artículo 28.2 del Estatuto de los Trabajadores ya establece la obligación del empresario de "llevar un registro con los valores medios de los salarios, los complementos salariales y las percepciones extrasalariales de su plantilla, desagregados por sexo y distribuidos por grupos profesionales, categorías profesionales o puestos de trabajo iguales o de igual valor". Es más, la normativa laboral añade que "las personas trabajadoras tienen derecho a acceder, a través de la representación legal de los trabajadores en la empresa, al registro salarial de su empresa".

Si bien hasta ahora no se exigía porque no existía un reglamento que detallara cómo deberían ser esos registros, así como el acceso a ellos. Sin embargo, eso ha cambiado después de que el Gobierno aprobara este reglamento en octubre pasado, a través de un Real Decreto, en el que se recogen todas las obligaciones de las empresas y se añade que este registro será total mente exigible a partir de mañana, 14 de abril de 2021. Ante esta exigencia legal surgen numerosas preguntas a las que, de momento, el reglamento publicado en el Boletín Oficial de Estado (BOE) el 14 de octubre, da las siguientes respuestas:

¿Qué empresas deben tener estos registros?

Todas, "al margen de su tamaño" dice la norma legal. Asi, afecta a las que tengan al menos un asalariado. Según el Directorio Central de Empresas que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE), los últimos datos disponibles indican que hay cerca de 1,5 millones de compañías con asalariados, si bien unas 900.000 tienen solo 1 ó 2 empleados.

Este registro deberá hacerse también para el personal laboral al servicio de las administraciones públicas, pero de acuerdo con las peculiaridades establecidas en su legislación específica.

¿Qué trabajadores de la compañía deben estar incluidos en este listado retributivo?

Todos los miembros de la plantilla "sin excepción, incluyendo al personal directivo y a los altos cargos", precisa la normativa. Se incluirán también todos los empleados independientemente de su tipo de contrato o antigüedad en la empresa.

¿Qué debe incluir este registro?

Debe reflejar los valores medios de los salarios de todos los miembros de la plantilla, incluyendo los complementos salariales y las percepciones extrasalariales desagregados por sexo. En concreto, para elabora dichos valores medios se utilizará "la media aritmética y la mediana de lo realmente percibido por cada uno de estos conceptos en cada grupo profesional, categoría profesional, nivel, puesto o cualquier otro sistema de clasificación aplicable", señala el reglamento.

De esta manera, toda esta información deberá estar desagregada según la naturaleza de la retribución: salario base; cada uno de los complementos salariales; y cada una de las percepciones extrasalariales. En todos los casos deberá especificarse de modo diferenciado cada percepción.

¿Cómo elaborar el registro?

El Ministerio de Trabajo está ultimando una herramienta informática (parecida a un formulario) que tiene previsto presentar el jueves, que será gratuita y voluntaria y que ha elaborado con junto al Ministerio de Igualdad y los empresarios y sindicatos. La ley estipula, además, la participación de los representantes de los trabajadores en la elaboración del registro, ya que, como mínimo, "deberá ser consultada, con una antelación de al menos diez días, con carácter previo a la elaboración del registro".

¿Cómo de actualizado tiene que estar el listado salarial?

El periodo temporal de referencia será con carácter general el año natural. No obstante, la norma indica que pueden hacerse las modificaciones que la empresa estime oportunas "en caso de alteración sustancial de cualquiera de los elementos que integran el registro". Estos cambios en el registro deberán tener como finalidad "garantizar el cumplimiento de la finalidad prevista en el apartado la transparencia en la configuración de las percepciones, de manera fiel y actualizada", requiere el reglamento. La representación legal de las personas trabajadoras deberá ser consultada, con una antelación de al menos diez días, con carácter previo a la elaboración del registro. En caso de que la compañía decida actualizar el registro con las modificaciones que se haya producido a lo largo del año, la representación legal de los trabajadores deberá ser consultada también con diez días de antelación.

¿Para qué servirá la información de este registro?

Los datos contenidos en el registro o su ausencia podrán servir para llevar a cabo las acciones administrativas y judiciales oportunas, ya sean individuales o colectivs y según la Ley de Infracciones y Sanciones del Orden Social, que incluye, en su caso, la aplicación de las sanciones si existe discriminación o si la empresa no cuenta con este listado tal y como lo exige la normativa. Esta ley considera la discriminación salarial como falta muy grave en materia de relaciones laborales, lo que se sanciona con multas de entre 6.251 y 178.500 euros.

Asimismo la norma se refiere a posibles actuaciones de oficio en la jurisdicción de lo social.

Quién podrá acceder al registro

En las empresas con representación legal de los trabajadores, será dicha representación la que podrá acceder al contenido "íntegro" del registro retributivo. Y en empresas en las que no haya dicha representación será el trabajador directamente el que lo tenga que solicitar. En ese caso, la información que se facilitará por parte de la empresa no serán los datos promediados respecto a las cuantías efectivas de las retribuciones que constan en el registro, sino que la información se limitará a las diferencias porcentuales que existieran en las retribuciones promediadas de hombres y mujeres, que también deberán estar desagregadas en atención a la naturaleza de la retribución y el sistema de clasificación aplicable.

Empresas obligadas también a hacer una auditoría salarial

¿Qué empresas deberán realizar, además, una auditoría salarial?

Todas las empresas obligadas a hacer un plan de Igualdad, deberán incluir en él una auditoría retributiva. La vigencia de dicha auditoría, según el reglamento legal, será la misma que la del plan de Igualdad, salvo que se acuerde una vigencia inferior. En la actualidad todas las empresas de más de 100 trabajadores deben tener un plan de igualdad y, a partir del 7 de marzo de 2022, todas las que tengan más de 50 trabajadores.

Para hacer estas auditorías, la ley exige a las empresas con esta obligatoriedad deberán realizar un "diagnóstico de la situación retributiva en la empresa". Esto requerirá, lo primero, una evaluación de los puestos de trabajo. En dicha evaluación la compañía deberá hacer una "estimación global de todos los factores que concurren o pueden concurrir en un puesto de trabajo, teniendo en cuenta su incidencia y permitiendo la asignación de una puntuación o valor numérico al mismo". La valoración debe referirse a cada una de las tareas y funciones de cada puesto de trabajo de la empresa.

En segundo lugar, dicha valoración del puesto de trabajo deberá incluir posibles factores desencadenantes de desigualdades retributivas de las tareas, así como discriminaciones que puedan surgir en el diseño o uso de medidas de conciliación.

La relevancia de otros factores desencadenantes de la diferencia retributiva, así como las posibles deficiencias o desigualdades que pudieran apreciarse en el diseño o uso de las medidas de conciliación y corresponsabilidad en la empresa, o las dificultades que las personas trabajadoras pudieran encontrar en su promoción profesional o económica derivadas de otros factores como las actuaciones empresariales discrecionales en materia de movilidad o las exigencias de disponibilidad no justificadas.

¿Qué hacer con la información que se obtenga de esta auditoría?

Estas compañías tienen que establecer "un plan de actuación para la corrección de las desigualdades retributivas". Dicho plan deberá incluir: objetivos, actuaciones concretas, cronograma y persona o personas responsables de su implantación y seguimiento.

En este colectivo de empresas (con al menos 50 trabajadores), se aplicará también lo incluido en el artículo 28.3 del Estatuto de los Trabajadores que indica que en estas compañías, "si el promedio de las retribuciones a los trabajadores de un sexo sea superior a los del otro en un 25% o más, tomando el conjunto de la masa salarial o la media de las percepciones satisfechas, el empresario deberá incluir en el registro salarial una justificación de que dicha diferencia responde a motivos no relacionados con el sexo de las personas trabajadoras". Este artículo no podrá aplicarse para descartar la existencia de indicios de discriminación.

La Inspección de Trabajo aflora 12 millones de salarios y cotizaciones impagados a empleadas de hogar

 



Trabajo regulariza la situación de 29.000 trabajadoras que estaban cobrando por debajo del salario mínimo estipulado y continúa su campaña inspectora.

La Inspección de Trabajo ha regularizado la situación laboral de 28.904 empleadas del hogar, que han dado como resultado el afloramiento de 12 millones de euros no abonados, que se desglosan en un incremento de 6,5 millones de euros al mes en salarios impagados y de 5,5 millones de euros al mes en bases de cotización no aportadas por los empleadores. La investigación ha consistido en detectar aquellas personas de personal doméstico a las que no se les había actualizado el nuevo salario mínimo interprofesional, fijado para 2020 y 2021 en 950 euros al mes en 14 pagas.

Según ha informado el Ministerio de Trabajo, estas regularizaciones son fruto de la primera fase de la campaña inspectora y de sensibilización dirigida a los empleadores, iniciada a principios de febrero y que se ha cerrado el 31 de marzo y en la que se han enviado 47.749 cartas solicitando la actualización salarial. Esto supone que se han regularizado el 60,5% de los casos comunicados.

Actualmente, la Inspección tiene previsto activar una segunda fase de envío de cartas a aquellos empleadores que persistan en errores o irregularidades después de haber recibido la primera misiva, ha informado Trabajo.

Las empleadas del hogar cotizan en un sistema especial dentro del régimen general que está "altamente feminizado y precarizado" y sus percepciones deben situarse al menos en los 950 euros/mes en 14 pagas (1.108,33 euros al mes con prorrateo de pagas extras), y para jornada por horas el salario mínimo será de 7,43 euros por hora. En este sentido, Trabajo ha detallado que en el 97,5% de los casos regularizados se ha subido el salario declarado y solo el 15% ha reducido la jornada declarada.





 

sábado, 10 de abril de 2021


 

Ya puedes leer nº 123, Abril 2021, de "Todo por Hacer"






"Todo Por Hacer" es una publicación anarquista que se edita mensualmente en Madrid. Se distribuye de forma gratuita en esta ciudad y se puede descargar en www.todoporhacer.org

Descarga el número de abril de 2021 aquí

Artículos

La primavera la juricatura altera. Repaso de algunos casos represivos recientes

Testimonios contra la criminalización

Ni enfermar, ni morir trabajando. Justicia para Marijose, conserje fallecida por Covid

Entrevista a la Asamblea de Apoyo a Migrantes en Tenerife: «Las condiciones de vida en los centros son terribles y hay riesgo para la vida»

Luchas en el sector de la logística y el transporte en Italia

El agua ya es (oficialmente) una mercancía

Mumia Abu Jamal: el único tratamiento posible es la libertad

Memoria histórica

Siempre nos quedará París. 150 años de la Comuna revolucionaria

Recomendaciones

[Podcast] La Internacional

[Documental] Federica Montseny, la dona que parla

[Ensayo] La Acción Directa Económica

[Corto documental] In Giannis’ hometown, inmigrant kids are training for the NBA draft. Baloncesto de barrio tras los pasos de Giannis

[Ensayo] Némesis médica. La expropiación de la salud y otros escritos

Enseñanza e Intervención Social CNT-AIT, Madrid: piquete en Plan International por la readmisión de las despedidas




El pasado enero la dirección de Plan International decidió despedir a las últimas captadoras de socios de la entidad tras meses de represión sindical. Ellas eran las últimas de una larga lista de despidos de afiliadas a nuestro sindicato. La dirección de la entidad había decidido que no podía tolerar que nuestro sindicato fuese consiguiendo mejora tras mejora para dignificar la tarea de las captadoras de socios.

Por eso, volvimos a las puertas de la entidad para lanzar un mensaje claro: ¡readmisión de las trabajadoras despedidas, ya!

Esta ONG se ha desecho de todas las trabajadoras de captación y ha «externalizado» esta tarea a través de una subcontrata para precarizar todavía más las condiciones de trabajo de estas trabajadoras. No obstante, esta ONG ya ha vivido dos condenas por represión sindical contra nuestras afiliadas y, en esta ocasión, apuesta con fuerza por una tercera condena.

Sobre todo esto informamos a vecinas y viandantes. Seguimos adelante: la lucha es el único camino.

Nace la Editorial Anarcosindicalista Aurora Negra




Desde el Sindicato de Oficios Varios de Albacete de la CNT-AIT queremos informar del nacimiento de la Editorial Anarcosindicalista Aurora Negra, con el propósito de recuperar y fomentar proyectos culturales desde el anarcosindicalismo que promuevan el desarrollo de la cultura obrera anarquista entre la clase trabajadora.

La finalidad de la editorial será la de publicar literatura anarquista y anarcosindicalista que inspire el cultivo de los valores y prácticas, para educarse y crecer lejos de la cultura burguesa que nos invade y que ha conseguido integrarse en la propia cultura.

De esta forma, se demuestra a su vez la capacidad de la clase obrera para desarrollar su propia dimensión cultural, desde la actividad sindical a la propagandística y todo aquello que eduque a la sociedad en su dirección hacia la solidaridad, el federalismo y el apoyo mutuo.

A su vez la editorial pretende servir como reflejo de los mismos principios que pregona al ser de carácter asamblearia, horizontal, autogestionaria; desde el reparto del trabajo y la toma de decisiones, hasta la gestión de sus recursos. Haciendo uso de nuestros propios medios de manera autónoma en todo momento, colaborando con aquellos proyectos que se sientan afines a nuestras motivaciones y finalidades.

Además, esta iniciativa tiene como finalidad la de mostrar como el movimiento anarcosindicalista y las organizaciones obreras no sólo se interesan únicamente en un estricto plano sindical si no que comprenden y desarrollan, estudian y trabajan todos los aspectos de la vida tal y como siempre lo han hecho en su interés en transformarla.

Al mismo tiempo queremos aprovechar para informar que la editorial contará con su primera edición publicada el próximo mes de mayo. Una edición que llevará por título “La poesía de la revolución. Vida y textos de Práxedis G. Guerrero en el anarquismo mexicano (1882-1910)”, y que daremos a conocer en cuanto salga de imprenta.

Además, se crearán espacios para dar a conocer el trabajo y contenido del proyecto en sindicatos, ateneos y otras organizaciones, desde la que compartir tanto nuestra labor como la de otros proyectos de índole similar dentro del marco cultural libertario.

Desde el movimiento anarquista y anarcosindicalista siempre se ha considerado la cultura y la formación como medios vitales para la elevación moral e intelectual de la clase trabajadora y su emancipación, considerándola una herramienta vital que jamás se ha de abandonar si queremos cumplir nuestros objetivos y finalidades.

Por la cultura obrera anarquista